Crítica de Cine cine

'Cuñadismo' y cornamentas

Una escena de 'Alibi.com, agencia de engaños'. Una escena de 'Alibi.com, agencia de engaños'.

Una escena de 'Alibi.com, agencia de engaños'. / h. i.

Con la poca fiabilidad que da siempre la etiqueta de "la comedia del año en Francia", Alibi.com, del también actor Philippe Lacheau (Se nos fue de las manos), llega a la cartelera española para alimentar aún más ese sueño húmedo del cuñadismo que consiste en la celebración de la infidelidad matrimonial en clave de farsa.

Alibi.com es el nombre de la agencia creada por un par de jóvenes emprendedores destinada a proporcionar coartadas y encubrir los líos y mentiras de sus clientes. Sobre esta premisa, la película busca su enredo principal en la relación entre el joven empresario y la rubia hija de uno de sus nuevos clientes, un honorable y patoso patriarca de una familia acomodada que mantiene un affaire con una falsaria cantante árabe.

Todo se desarrolla con previsibilidad y a velocidad de crucero por el terreno de los entuertos y los malentendidos, pero la cinta se reserva sus mejores bazas en forma de gags visuales en los que se patean animales y se golpean niños en una de esas derivas de importación de la comedia norteamericana más gamberra, escatológica y elástica. Poco más, si acaso algún gag más de calculada incorrección y trazo grueso a costa de inmigrantes y extranjeros (sic), en esta celebración para las masas de la cana al aire con arrepentimiento y perdón final incluidos. Ver a nuestra querida Nathalie Baye por estos lares del cine galo da un poco de pena, la verdad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios