Cultura finaliza el primer Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea

  • Entre los 200 edificios que serán protegidos por la Dirección General de Bienes Culturales de la Junta se encuentra el Casino Arias Montano en Aracena

La Consejería de Cultura, a través del Centro de Documentación del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), acaba de concluir la elaboración del primer Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea (RAAC), que protege a unos 200 edificios.

Un total de 1.100 bienes de la arquitectura producida en la comunidad autónoma a lo largo del siglo XX integran este registro, de los cuales un grupo formado por los 200 edificios de mayor calidad y relevancia serán protegidos por la Dirección General de Bienes Culturales de la Junta.

Esta iniciativa de protección convierte a Andalucía en pionera en la salvaguarda del patrimonio contemporáneo, a diferencia de registros de similares características emprendidos en otras comunidades autónomas y países europeos.

Viviendas, equipamientos, instalaciones turísticas, construcciones de explotaciones agrícolas e industriales y poblados de colonización, así como elementos urbanos y paisajísticos, forman parte de este Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea que comenzó a elaborarse en 2005, con la intención de identificar y difundir la amplia, compleja y diversa producción arquitectónica del siglo XX en Andalucía.

Además, se planteaba también dar un paso adelante en la defensa y salvaguarda de un patrimonio poco conocido, y a menudo sometido a transformaciones arbitrarias que, en ocasiones, estaban llevando a su destrucción. Finalmente, gracias a este Registro serán protegidos 200 de estos bienes.

De las obras seleccionadas para su protección, cabe mencionar la Casa Bloc (André Bloc,1964) en Carboneras (Almería); el Hospital de Mora (Pedro Alonso y Lucien Vicent, 1904) en Cádiz; el Convento de las Salesas (Rafael de la Hoz, 1959) en Córdoba; el Auditorio Manuel de Falla (José María García de Paredes,1974-78) en Granada; el Casino Arias Montano (Aníbal González,1909) en Aracena (Huelva); el Seminario Padres Paules Reina de los Apóstoles (Luis Laorga Gutiérrez, 1965) en Andújar (Jaén); el Mercado de Salamanca (Daniel Rubio, 1922-25) en Málaga y, entre otras muchas, la Facultad de Matemáticas (Alejandro de la Sota Martínez,1972) en Sevilla.

Base de datos, itinerarios y exposición

Con el fin de transferir los resultados del RAAC a los ciudadanos y promover la valoración de la arquitectura del siglo XX andaluza, resaltando su valor patrimonial y reivindicando al mismo tiempo su enorme potencial como elemento estructurante del desarrollo económico y local, se ha creado una Base de Datos de Arquitectura Contemporánea de Andalucía, accesible a través del portal web del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico.

Asimismo, el Centro de Documentación del IAPH ha emprendido un proyecto de elaboración de itinerarios culturales sobre arquitectura contemporánea en Andalucía, que también se pueden consultar en internet. Paralelamente, dentro de este trabajo de sensibilización patrimonial, el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico y la Dirección General de Arquitectura y Vivienda trabajan conjuntamente en el diseño de una exposición itinerante sobre arquitectura del siglo XX en Andalucía.

Para la realización del RAAC, el siglo XX ha sido dividido en seis etapas, comprendidas entre hitos históricos que marcaron cambios en la producción de la arquitectura andaluza. La primera es de 1900-1929, momento en el que el peso del eclecticismo y la pujanza del regionalismo, así como los primeros balbuceos de la modernidad, se manifiestan en una producción singular, culminada con la celebración de la Exposición Iberoamericana de 1929.

La segunda, 1930-1939, es una etapa marcada por la irrupción del movimiento moderno en Andalucía, coincidente en el tiempo con la instauración de la República, y que se cierra con el final de la Guerra Civil y el inicio de la dictadura. De 1940 a 1959 es un periodo en el que el ingenio frente a la precariedad convive con la voluntad afirmativa de la arquitectura del poder, en una reconstrucción marcada por el aislamiento político y la autarquía económica, que finaliza con el Plan de Estabilización. EXPO'92.

La cuarta etapa transcurre entre 1960 y 1975, un momento de despegue económico y de definitiva apertura de la arquitectura española a las influencias provenientes de la esfera internacional, hasta el inicio de la Transición democrática.

El quinto periodo, de 1976-1992, es una etapa de intensa producción edilicia marcada por el impulso decisivo del Estado de las Autonomías, que culmina con los fastos de la Exposición Universal de 1992. Por ultimo, en los años que van de 1993-2000 la resaca de la Expo decanta la producción de arquitectura en Andalucía, revelando su calidad y su carácter referencial para el resto de España.

La elaboración del RAAC ha sido posible gracias a la participación de expertos y equipos de trabajo de las ocho provincias andaluzas, así como a la colaboración del Grupo de Investigación HUM-666 'Ciudad, patrimonio y arquitectura contemporánea en Andalucía' de la Universidad de Sevilla, el Servicio de Protección de la Dirección General de Bienes Culturales y la Dirección General de Arquitectura y Vivienda de la Junta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios