"Cuestión de piel es un trabajo visceral y potente, pensado para el directo "

  • La malagueña ofrece hoy el primero de sus conciertos en el Gran Teatro · Para el de mañana están agotadas las entradas

Vanesa Martín presenta hoy en el Gran Teatro su tercer disco, Cuestión de piel. Un concierto que ha despertado gran expectación, agotándose todas las entradas de la función del viernes nada más que ponerse a la venta. En el disco que presenta ha contado con varias colaboraciones destacadas de artistas como Malú, Mari de Chambao y Pablo Alborán. Es tan solo una muestra de las amistades que Vanesa Martín ha cosechado a lo largo de su carrera musical, ya que también se ha subido al escenario con Pastora Soler, David DeMaría, Diana Navarro, Chenoa o Alejandro Sanz.

-También ha colaborado Pablo Alborán con una nueva canción en su nuevo disco.

-Sí, la canción se llama Borracha de amor, un tango que parece grabado en un garito algo canalla, tras una noche de mucho beber y fumar. La verdad es que tengo la suerte de contar con bastantes amigos en esta profesión.

-Incluso llegó a subirse al escenario con Alejandro Sanz, uno de sus ídolos.

-Fue un sueño hecho realidad. Mi carrera me está dando momentos inolvidables. Alejandro es un maestro para mí y que me invitara a cantar surgió de una forma muy natural. Estoy muy contenta con la gente que me rodea, con artistas a los que admiro y sobre todo con el público que me sigue.

-¿No es como una intromisión a su propia intimidad compartir una canción suya con alguien?

-Se trata de un ejercicio íntimo, pero no invade mi intimidad. Canto con gente con la que tengo feeling y complicidad. Son amigos y cantamos cosas que sentimos desde muy dentro. Cuando se comparte el sueño y el amor por la música, resulta muy agradable subirse al escenario junto a esa persona. Aún más cuando se graba y queda para el recuerdo.

-¿Qué diferencia hay entre las canciones de sus dos primeros trabajos con las de Cuestión de piel?

-Le sigo cantando a las emociones, pero desde otro prisma, desde otro punto de vista, más positivo. Soy más atrevida. Este disco es un grito a lanzarse, aunque eso ya se masticaba en mis otros trabajos de estudio. En este hay una experiencia adquirida que es palpable.

-¿Cómo definiría entonces estas nuevas canciones?

-Es mi trabajo más visceral, directo y potente. Lo hemos hecho pensando siempre en el directo. Hay más banda, es más orgánico y en cuanto a las letras, hay una evolución personal y directa.

-Es tan sincera que incluso se llega a oír algún "¡joder!" entre sus letras.

-Se escribe lo que te va aflorando desde el estómago hacia arriba. Lo que te sube, como se suele decir. Siempre pretendes transmitir esas emociones que te traspasan la piel. No hay ningún problema con utilizar esas palabras (risas).

-¿De qué canción se siente más orgullosa en este último trabajo?

-Esto es como cuando le preguntan a una madre a qué hijo quiere más (risas). Estoy muy satisfecha con este disco y al ser mis canciones, todas recrean una historia, un momento determinado de mi vida. Aunque los cuatro pilares de Cuestión de piel son No te puedo retener, Ey, Si pasa o no y Arráncame.

-Hay partes acústicas, desnudas o cañeras. ¿En cuál se siente más cómoda?

-Hay una parte de Vanesa en cada una de ellas. Disfruto de todas las facetas del directo, aunque sí es verdad que cuando cantas de una forma más desnuda es especial, ya que es en definitiva como nacen las canciones.

-¿Qué es lo más sacrificado de ser artista y hacer giras?

-No creo que se sufra haciendo una gira. Lo verdaderamente duro es la promoción, porque conlleva a los madrugones. Eso de coger aviones o trenes a las seis de la mañana es lo más duro. Por todo lo demás, estoy encantada. Con tener mis ocho horas de sueño, voy sobrada (risas).

-¿Qué le parece la oportunidad que dan las redes sociales, como twitter (@vanesamartin_), para tener un contacto directo con sus seguidores?

-Internet es una herramienta muy beneficiosa para mantener contacto con tus seguidores, siempre que se sepa utilizar. Yo suelo decir que es una prueba de fuego, algo así como selectividad (risas). Te la juegas para bien o para mal, quizás ahí reside la magia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios