Crónicas del frente de México

  • Mario Gas y José María Merino llevan mañana a Las Cocheras del Puerto 'Historia verdadera de la conquista de la Nueva España', segunda sesión del ciclo de la RAE para el 525 Aniversario

Ensayo del pasado viernes en la RAE. José María Merino lee en el atril, escuchado por Mario Gas y Brenda Escobedo. Ensayo del pasado viernes en la RAE. José María Merino lee en el atril, escuchado por Mario Gas y Brenda Escobedo.

Ensayo del pasado viernes en la RAE. José María Merino lee en el atril, escuchado por Mario Gas y Brenda Escobedo. / fotos: inma flores

Seguramente en muchos aspectos, Bernal Díaz del Castillo fue un adelantado a su época. Tuvo una vida muy longeva, también para la época actual, y muy intensa, plena de aventuras y vicisitudes. Pero su momento más destacado fue el de su juventud, el de los años en que fue parte activa de la ocupación de la actual México. De ello dejó testimonio en una obra colosal, Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, que mantiene una frescura excepcional incluso para el momento actual. Hay dudas sobre la instrucción académica de este soldado que acompañó a Hernán Cortés, pero su relato, en cualquier caso, directo, de lenguaje sencillo pero cuidadosamente medido y ordenado, ha perdurado como la primera gran crónica de las campañas españolas en las tierras de ultramar. Un texto épico, fundamental en las letras panhispánicas del siglo XVI; seguramente, imprescindible además para la lengua española universal, encumbrado con la unanimidad que muy pocas obras de la época han tenido.

El ciclo La lengua navega a América, impulsado por la Diputación de Huelva entre los actos de conmemoración del 525 Aniversario del Encuentro entre Dos Mundos junto a la Real Academia Española, celebra mañana su segunda entrega en Las Cocheras del Puerto. La fórmula se repite: introducción de la obra a cargo de un académico, José María Merino en este caso, y lectura "en vida" de algunos fragmentos significativos, aquí a cargo de un hombre de teatro excepcional, Mario Gas, que proporcionará el poso de los años que requiere esta autobiografía a través de la campaña militar de Cortés.

Bernal Díaz del Castillo firmó un monumental relato de su campaña junto a Hernán Cortés

Díaz del Castillo confesó que la épica fantasiosa trasladada por el propio conquistador y, sobre todo, por el irreal relato de Francisco López de Gómara, escrito, interpretado y enaltecido a miles de kilómetros sin que este autor hubiese pisado nunca el continente americano, fueron su principal motivación para decidirse a dejar constancia escrita en aquella época en la infantería.

El militar lo hizo ya en la senectud, acomodado en su retiro y con una minuciosidad en el detalle que, apunta el académico Merino, es más que probable que se la diera su propia tradición oral, después de no pocas repeticiones a lo largo de los años.

La oralidad es el pilar básico en el que se asienta este proyecto ideado, creado y dirigido por el actor y académico onubense José Luis Gómez, heredado del anterior Cómicos de la lengua. Y a ella se recurre para devolver esta semana a su estado natural este relato que es también "una autobiografía llena de encantamiento". Destaca, de hecho, que "sin dejar de ser un relato histórico, la narración de Bernal Díaz del Castillo se articula en primera persona, prestando verosimilitud, viveza y emoción a los acontecimientos" recogidos.

Esa fidelidad a los hechos subraya su condición de crónica casi periodística, con hechos recopilados en el mismo frente de batalla, y escrita luego con la perspectiva de los años que quizá contribuyó a despojar de elementos artificiales y adornos superfluos con que los conquistadores españoles trataban de engrandecer las narraciones de sus hazañas.

En el programa que acompaña la lectura se aventura, además, que como "composición plástica y musical sobre batallas, mercaderías y sonidos", probablemente Díaz del Castillo deba ser considerado el "primer rapsoda clásico de un nuevo mundo".

Al margen de consideraciones estilísticas y formales, hay coincidencia en señalar la conveniencia de rescatar esta obra para el gran público y fomentar su lectura para el conocimiento de la historia y el disfrute de la literatura fundacional en español. Mañana, en la portentosa voz de Mario Gas y con el extraordinario análisis de José María Merino, nuevamente con el patrocinio del Puerto de Huelva, la Fundación Atlantic Copper, la Fundación Caja Rural del Sur y la Fundación Cajasol, la lengua cobrará su papel determinante de puente para el encuentro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios