Isla Cristina vuelve la mirada a Europa en el XXI Festival Coral del Atlántico

  • Tres formaciones de la República Checa y Lituania subrayan este año el carácter internacional del certamen

  • El altar de la Parroquia de Los Dolores acoge desde hoy tres días de recitales

La espectacular agrupación portuguesa Os arraianos de Ficalho fue la sensación el año pasado en la trigésima edición y los invitados que devolvieron el carácter internacional a la muestra. Este año la presencia foránea aumenta y promete dar mucho juego en el XXI Festival Coral del Atlántico, que empieza hoy en Isla Cristina y se desarrollará a lo largo de tres días, hasta el sábado.

El foco está puesto este año en República Checa y en Lituania. Ambos países aportan tres agrupaciones que protagonizarán el programa la noche del viernes en el altar de la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores isleña, convertido con los años en uno de los principales escenarios de la polifonía vocal en España.

Corren nuevos tiempos en este prestigioso certamen, presentado ayer en la Diputación de Huelva por los responsables municipales de Isla Cristina, que de nuevo hará gala en esta edición de las cuatro corales que mantiene en activo y que le convierte en municipio casi único en España por la extraordinaria afición arraigada entre sus vecinos y las inquietudes y registros musicales que le permiten esta demostración de apuesta incondicional por la cultura.

La alcaldesa isleña, Montserrat Márquez, y parte de su equipo presumieron de ello en la presentación de ayer: la afición por la música y las cualidades innatas por el cante se aprecian cada año en el concurso del Carnaval, en la creciente actividad coral con las cuatro agrupaciones del municipio alimentadas por este festival decano en Andalucía y hasta en los éxitos de Manuel Carrasco, estrella indiscutible de la música española en 2017, aunque pise escenarios, a los que este fin de semana cede de nuevo el Obispado de Huelva a los organizadores del certamen.

Esa profusión de corales en Isla Cristina, complementarias todas ellas entre sí, es la que explica que el programa de hoy, primer día de festival, lo copen tres de estas agrupaciones: el Coro de Voces Blancas Ciudad de Isla Cristina, la Coral Juvenil Isaac Cueto Burgos y la Coral Polifónica Padre Mirabent.

Este arranque local, en jornada festiva, y con acceso libre a la parroquia, como en el resto de días, siempre a las 21:00, ya prepara al público -con lleno asegurado cada día- para lo que se ha preparado con mucho interés para mañana viernes. Será el día internacional, el de checos y lituanos, entre los que sobresale una formación joven, Syxtet Svitav, heredera del conocido coro Iuventus Svitavy, procedente de la República Checa.

El técnico municipal de Cultura, Francisco Zamudio, confesó ayer que la expectación se ha disparado con este grupo: "Traen un repertorio muy original, con espectáculo asegurado. Es un grupo joven y transgresor que va a jugar con el efecto sorpresa. Por eso no han querido que se haga público el repertorio antes de su actuación".

Sí es conocido que suelen tirar de swing y jazz, combinado con canciones populares, y sin dejar de dar muestra de su virtuosismo en los registros vocales que alcanzan con música religiosa y profana de diferentes periodos históricos.

El público tendrá que esperar al tercer turno de la velada, que abrirá el viernes el coro mixto Europská, dirigido por Jana Egemová y Zita Gartz, y procedente precisamente de la capital checa, Praga. A éste le seguirá el también coro mixto lituano Marijampolé Suvalkija, compuesto por coro de cámara adulto, grupo vocal juvenil y el coro de niños Santa Cecilia, que actúan de forma conjunta o separada indistintamente. Y cerrará la noche más larga la Coral Támbara, procedente de Arroyo de la Encomienda (Valladolid).

El cierre del sábado será para el gaditano Orfeón Virgen de la Escalera, de Rota, que dará paso a la agrupación más veterana de la localidad isleña, la Coral Polifónica Isla Cristina, creada en 1981 y dirigida aún por su fundador, Vicente Sanchis Sanz.

Contaron ayer en la Diputación que han sido numerosísimas las solicitudes llegadas para participar este año en el festival, por lo que detrás del cartel ha habido un arduo trabajo de selección para confeccionar una oferta atractiva para los aficionados que cada año pasan por la Parroquia de los Dolores para asistir a este certamen.

"La ocupación hotelera es bastante buena estos días, el tiempo está acompañando, y las playas estaban llenas el fin de semana pasado. Las previsiones son buenas y parece que son muchos los que vendrán a Isla a disfrutar de la música y también de sus playas y gastronomía", apuntó la alcaldesa. Una muestra, confesó, de que la cultura también puede ayudar a romper la estacionalidad del turismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios