Confidencias entre una morena y una rubia

Una morena. La otra, rubia. Una, famosa por su intervención en Los Serrano, de Antena 3. La otra, popular a raíz de su intervención en La que se avecina, de Telecinco. Ambas, unidas por la firma Dessange -líder en el sector de la peluquería-, presentaron ayer una nueva línea de productos de esta empresa para la que sólo tuvieron palabras de agradecimiento. "Me han trabajado el cabello y así he podido lucir mejor el color", afirmaba la felina Vanessa Romero bajo la atenta mirada de la otra madrina de honor, Dafne Fernández, junto a la que compartía la primera experiencia laboral. "Estamos encantadas", comentaban al unísono.

A sus 23 años, Dafne, la más racial de esta particular pareja, atesora un impresionante currículum en cine y televisión, formando parte de títulos como Entre las piernas o Goya en Burdeos. Sin embargo, no fue hasta su llegada a la pequeña pantalla cuando consiguió la gran popularidad de la que disfruta. "Es muy difícil no cambiar porque la gente te alaba y tú, en cierto sentido, llegas a creértelo", aclaraba la joven actriz. "En mi caso, mi familia me ha hecho ver que éste es un trabajo como otro cualquiera". ¿Más difícil, tal vez, ligar con la misma facilidad que el resto de las chicas? "Sí, pero no por mí. Son los propios chavales los que se asustan. Ellos te ven especial pero somos normales".

Sin embargo, el corazón de esta mujer parece estar ocupado con Carlos Bardem, hermano del conocido Javier, sobre el que prefirió no pronunciarse. "Paso palabra", bromeaba al tiempo que orientaba la conversación hacia un proyecto donde está plenamente volcada. "Me han llamado como protagonista de un director novel estadounidense que ganó un Oscar tras el guión de Gladiator", comentaba orgullosa. "Es un regalo. Estaré tres meses de rodaje y, aunque es una película de bajo presupuesto, no me hubiera importado hacerla gratis. Se llama Mala muerte y ahí romperé la imagen de "niña buena" para ser una persona conflictiva, bipolar, drogadicta… Una buena oportunidad en muchos sentidos".

Por su parte, Vanessa Romero también reconocía haberse desvinculado de su etapa televisiva, precisamente buscando el horizonte cinematográfico como su próximo destino. "Se trata de una coproducción americana y francesa que se ha rodado en varias ciudades y que seguro resultará polémica", confesaba ésta que, en 1998, se alzó con el título de Miss Alicante. "Va en la línea de El código da Vinci y plantea la clonación de Jesús a partir de la sábana santa. Mi personaje es Marie, la madre del niño que nace, y se trata de mi primera participación en este medio, por lo que estoy muy ilusionada".

Algo entristecida por su adiós del proyecto en el que conoció a su novio, Alberto Caballero, director de La que se avecina y sobrino de José Luis Moreno, la intérprete confirmó que estos nuevos planes no alteran en absoluto su relación sentimental. "Hemos tenido que aplazar la boda seguramente para el año que viene", aclaraba. "Ya veremos porque, en realidad, ya estamos como casados". Claro que, aprovechando la oportunidad, quedaba saber el estilismo capilar que, cara al "día más feliz de su vida", escogerá. "Será algo sencillo y desenfadado aunque aún no tengo ni idea. Eso sí, moños y recogidos raros, seguro que no".

Presumidas en lo referente a su imagen, Dafne y Vanessa reconocieron que, al estar frente a un público, deben mantener un aspecto impecable con el que rompen corazones a cada paso. Ellas que pueden…

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios