Comedia a la española

Cinebox Aqualon Puerto Huelva.- Producción: España, 2009.- T.O.: "7 minutos".- Duración: 102 minutos.- Dirección: Daniela Féjerman.- Guión: Daniela Féjerman, y Ángeles González Sinde con la colaboración de Emilio Martínez Lázaro.- Fotografía: Alfonso Parra.- Música: Roque Baños.- Montaje: Fernando Pardo.- Intérpretes: Pilar Castro, Luis Callejo, Toni Acosta, Marta Etura, Antonio Garrido, Asier Etxeandía, Juanma Cifuentes, Crristina Alcázar, Jorge de Juan.

Daniela Féjerman debutó como directora de largometrajes junto a Inés París en A mi madre le gustan las mujeres (2001), continuando ambas con Semen, una historia de amor (2005). Luego Inés París haría en solitario Miguel y William (2007) y ahora Daniela Féjerman nos brinda personalmente 7 minutos, una comedia acorde con las tendencias habituales en este género del cine español que, salvo muy raras excepciones, ha tenido pocas ocasiones para celebrarlas como un acierto. Los guionistas habituales de esta especialidad en los últimos tiempos han preferido retratar a su manera ciertos aspectos de la sociedad actual y muy particularmente los devaneos de carácter singularmente sexual. En ésta se insiste en varios de esos lugares comunes.

Una vez más se apuesta por la comedia coral donde encontramos a varios personajes empeñados en encontrar el amor en el menor tiempo posible, una exigencia imperiosa de nuestro tiempo con pretensiones de cumplimiento urgente y favorable a ultranza. La solución son las sesiones de citas rápidas cuya duración no debe exceder de los siete minutos. Los protagonistas de esta historia tratan de conocer gente nueva, atisbar perspectivas amorosas y superar la soledad. Las vidas de los protagonistas se entrecruzan para generar unas situaciones que, fundamentalmente, en la ansiada búsqueda del amor, éste llegará por los cauces más imprevisibles.

Uno de esos personajes es Zulu, un entrenador de fútbol, de vuelta de muchos golpes de la profesión, a quien su mujer ha abandonado con dos hijos, de cuya educación deberá encargarse, dentro de un ámbito de soledad que es lo que más le pesa. Otro es Nerea, docente en la Universidad, que odia las relaciones sociales. Conocer gente nueva la intimida, sobre todo delante de un chico. Un tercero es Luismi, macarra y ligón, que acaba de salir de la cárcel con la condicional y duda de que siete minutos sean suficientes para intimar con una chica y que ella sepa que es un hombre distinto dispuesto a empezar de nuevo. Sonia es muy guapa y piensa que se merece un hombre de su estilo, pero tras su afán de formar una familia, se vislumbra el fantasma de la desconfianza y la inseguridad. Ana, para quien la cita resulta una terapia más efectiva que un posible objetivo amoroso. Su marido la engaña. Vicente, hermano pequeño de Zulu, duda entre su aprecio por Juanma y su vacilación ante las mujeres. Juanma, una bella persona, es el más sacrificado de la historia.

A los habituales de la comedia romántica no les resultará difícil recordar los precedentes en este tema que nos brindó el cine norteamericano con Hitch, especialista en ligues (2005), de Andy Tennant, y Virgen a los 40 (2005), del inevitable Judd Apatow. Hay diferencias en diversos aspectos de su temática. La factura del guión, del que son autoras la propia directora, Daniela Féjerman, y la actual ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, con la colaboración del realizador Emilio Martínez Lázaro, tiene muy significativos tintes genuinamente locales y ambiguas peculiaridades.

Se confía más que en la entidad del tema y en su desarrollo cinematográfico, por el socorrido recurso de la comedia coral y entrecruce de vidas y circunstancias, que en la fuerza expresiva de los protagonistas y en la efectividad de unos diálogos, que no siempre consiguen sus mejores efectos. Las actuaciones en general son en su mayoría las más adecuadas al tono de la película, sin que falten ciertas sobreactuaciones perfectamente prescindibles. Destaca Toni Acosta, que interpreta a Ana y que ganó la Biznaga de Plata en el último Festival de Málaga. En suma, un film con fluctuaciones constantes, irregularidades y cierta desigualdad en sus historias.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios