Comedia de acción

Multicines La Dehesa Islantilla, CineBox Aqualón Puerto Huelva y Multicines Al Andalus Ayamonte y Punta Umbría. - T.O.: 'Killers'. - Producción: Estados Unidos, 2010. - Duración: 101 minutos. - Dirección: Robert Luketic. - Guión: Melissa Stack. - Fotografía: Russell Carpenter. - Montaje: Mary Jo Markey. - Diseño de producción: Missy Stewart. - Intérpretes: Ashton Kutcher, Katherine Heigl, Tom Selleck, Catherine O´Hara, Rob Riggle, Martin Mull, Casey Wilson.

Killers nos propone no viene nada mal. Si al menos nos llega con esa frescura que Robert Luketic, cuyo ejemplo más conocido en su filmografía que ahora nos viene a la memoria es Una rubia muy legal (2001), ha puesto en la realización de esta trama a la que cualquier conspicuo del cine identificará con un argumento tan recurrido como "Atrapa a un ladrón" (1955), del inefable Alfred Hitchcock.

Lo que nos cuenta es como Spencer, un agente secreto del gobierno con licencia para matar, decide abandonar su trabajo cuando cree haber encontrado a la mujer con la que ha soñado toda su vida, que ha conocido en Niza. Tanto es así que no duda en casarse con ella y convertirse en una pareja matrimonial como las demás. Pero esa deseada pretensión no hará su felicidad porque han puesto precio a su cabeza. Ignora quien va tras él, pero sus perseguidores son implacables. Los asesinos pueden ser unos u otros pero inexorablemente tratan de eliminarle. Co su propia esposa como ayudante intentará descubrir la identidad de quienes quieren acabar con él.

En éste, como en otros casos parecidos, uno no sabe muy bien si un relato de este tipo, con dos figuras populares, famosas y con muchos fans a su alrededor al frente del reparto, se articula para contar una historia atractiva para el público o simplemente se trata de un pretexto muy bien aderezado para conquistar la taquilla. De una u otra forma el film no hace más que un uso, más o menos práctico, interesante tal vez para unos y no tanto para otros, de esos lugares comunes o situaciones que ilustran por lo general la clase de película con la que nos topamos.

No deja de ser sin embargo ese pretexto para contarnos una historia más de esos asesinos a sueldo con mayores o menos variantes respecto del modelo habitual. Y todo con la buena voluntad de sus protagonistas, Ashton Kutcher, uno de los rostros más mediáticos del cine de Hollywood, y Katherine Heigl, para lograr que sus personajes se comuniquen con fluidez, lo que no siempre consiguen. De todas formas esa fascinación personal será uno de los destellos más sugestivos para los adoradores de ídolos populares del cine sin pedir nada más a cambio. En ese sector del espectador la película puede ser uno de esos sucesos del verano ligeros, pasajeros, entretenidos y que no dejan la menor huella incluso en el espectador más complaciente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios