Cine peruano

Fundación Caja Rural del Sur.- T.O.: 'Pantaleón y las visitadoras'.- Producción: Perú-España, 1999.- Duración: 142 minutos.- Dirección: Francisco Lombardi.- Guión: Giovanna Pollarolo y Enrique Moncloa, basado en la novela de Mario Vargas Llosa.- Fotografía: Teodoro Delgado, en color.- Música: Bingen Mendizábal.- Montaje: Danielle Fillios.- Dirección artística: Alejandro Rossi.- Intérpretes: Salvador del Solar, Angie Cepeda, Pilar Bardem, Gianfranco Brero, Gustavo Bueno, Mónica Sánchez, Aristóteles Picho

Comenzaba el pasado lunes en la sede de la Caja Rural del Sur esta Muestra de Cine Peruano encuadrado en el fructífero y venturoso, artística y culturalmente hablando, Otoño Cultural Iberoamericano ya tradicional en esta entidad. Comenzaba con esta película basada en una de las novelas más conocidas e ingeniosas del escritor de esta nacionalidad, Mario Vargas Llosa. Una pieza impagable de su genialidad creativa.

Conocí a Mario Vargas Llosa hace ya mucho tiempo en el II Festival de Cine de Benalmádena. Años más tarde estuvo en Huelva invitado por José Luis Ruiz y tuvimos oportunidad de pasar con él una deliciosa tarde de agradable tertulia, de la que guardo un valioso testimonio fotográfico. Años más tarde con ocasión de su participación como miembro del Jurado, que presidió, en el Festival de Cine Iberoamericano, nos deparó una más abundante comunicación, siempre limitada por la férrea disciplina de su horario absolutamente respetuoso con su puntual dedicación como escritor.

Desde el primer momento me pareció una persona encantadora, propicio para la más amistosa relación y con quien siempre es una delicia hablar. Leerle es un impagable placer y ésta, precisamente, es una de sus obras que mayor deleite me ha deparado. Recuerdo que en algún momento de la conversación hablamos de la primera versión cinematográfica de esta novela suya tan famosa y tan divertida, Pantaleón y las visitadoras, realizada por el propio Mario, en la adaptación con el novelista José María Gutiérrez, y José Sacristán en 1975. El escritor no disimuló su contrariedad por una versión, que, pese a las mejores intenciones, no resultó en absoluto de su agrado.

La segunda, que ahora vemos, dirigida por su compatriota Francisco Lombardi, le dejó más satisfecho. Lombardi ya llevó a la pantalla otra famosa y magnífica novela de Vargas Llosa, La ciudad y los perros en 1985. No cabe duda de que la frustración de la anterior adaptación animaría a Lombardi a emprender este nuevo empeño de convertir en imágenes esa extraordinaria aventura del capitán Pantaleón Pantoja. Toda una clandestina operación para proporcionar visitadoras, en el argot castrense, prostitutas para entendernos pronto, destinadas a proporcionar el correspondiente desahogo a los soldados que cumplen su servicio militar en los puestos del Ejército peruano destacados en la remota Amazonia.

Este nuevo acercamiento de Lombardi al universo satírico del premio Nobel peruano, se enriquece en el aspecto ambiental con el magnífico y exuberante fondo de los paisajes amazónicos donde transcurren los hechos, con la jugosidad de ciertos diálogos y con la densidad humorística propia del texto original y hasta con la actuación de algunos de los actores, que superan sensiblemente su propia entidad interpretativa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios