¿Qué fue de los Cine-Forum?

A menudo leemos en las Convocatorias de la página de nuestro diario Vivir Huelva, una cita que nos remite al Cine Forum en el bar 1900, la famosa tertulia de la calle Garci Fernández, de larga solera en el ámbito intelectual, poético y cultural de la vida onubense donde se propone esta actividad tan venturosa para la afición cinematográfica y que en su última referencia anunciaba la proyección de la película Oldboy, un film coreano, dirigido en 2003 por el prestigioso realizador de esa nacionalidad Chan-Wook Park, inspirada en el manga japonés de igual título, creado por Garon Tsuchiya en lo literario y Nobuaki Minegishi en los dibujos. Estamos hablando de una película que ganó la Palma de Oro del Festival de Cannes y el premio del Gran Jurado de este Certamen.

Si un director tan peculiar como Chan-Wook Park, uno de los más taquilleros de Corea del Sur, interesa en un Cine Forum es porque hay razones para analizar o estudiar una determinada concepción del cine, lo cual es un provechoso aire de cultivo para interesar a los aficionados al cine en torno a este tipo de ágoras fílmicas, donde tras la proyección se examina, se profundiza y se habla sobre lo visto en la pantalla. Una forma manifiestamente beneficiosa en la formación cinematográfica - tan abierta a otras cuestiones de todo tipo - de las personas culturalmente interesadas en el conocimiento del Séptimo Arte.

En nuestra capital muchos buenos aficionados al cine, y así me lo confiesan a menudo, echan de menos los acreditados martes cinematográficos del Gran Teatro a través de las sesiones auspiciadas por el tan poco fructífero Cine Club Francisco Elías, flaco honor al cineasta onubense, uno de los padres del cine español y gran innovador en su tiempo. Va para más de dos años, quizás sean más, que nunca más se supo de estas sesiones y nada nos permite esperar que vuelvan cuando el cine se ve relegado sistemáticamente en las programaciones habituales del primer coliseo onubense.

Otra modalidad del Cine-Club se daba en otras sesiones semanales de la Gota de Leche que, desde el año pasado en que contó con la colaboración eficaz y valiosa del grupo de cine del Instituto Pablo Neruda, no ha vuelto a reanudar una programación que siempre ha sido muy positiva en la difusión y formación del cine en Huelva. Recordemos unos ciclos perfectamente programados donde se proyectaron películas de grandes directores y films encuadrados en distintos géneros en lo que podríamos considerar el modelo más ejemplar de lo que debe se un auténtico Cine-Club o Cine Forum, término éste que a mí me parece pretencioso y anticuado.

Otro más de una u otra forma encuadrada en esta modalidad de difusión cinematográfica se llevaba a cabo en el Centro Puerta Atlántico de nuestra capital, con proyección de películas de indiscutible interés y categoría, encuadradas a veces en ciclos perfectamente definidos. Hace cosa de un año o tal vez algo más, suspendió sus actividades y nunca más se supo. Suponemos que en época de crisis, de carencias económicas, que afectan sensiblemente a la administración local particularmente, de lo primero que se prescinde es de la cultura. Es propio de una sociedad y por ende de sus representantes que ignoran el hecho cultural como un elemento esencial de progreso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios