Cervantes irrumpe en las tablas de Niebla al más puro estilo de Ron Lalá

  • Música y humor están asegurados en 'Cervantina', singular propuesta que rescata textos conocidos y desconocidos del autor del Quijote La de hoy es la tercera visita de la compañía

El estreno la semana pasada correspondió a Shakespeare y su Ricardo III, pero hoy el protagonismo absoluto es para Miguel de Cervantes. Ron Lalá vuelve hoy a las tablas del Castillo de los Guzmán con Cervantina, su último acercamiento al universo del manchego universal con un compedio de textos extraídos de El Quijote y otras obras populares, pero también de las más desconocidas para el público.

Esta suerte de fiesta cervantina se celebra esta noche, en la segunda sesión del programa oficial del XXXII Festival de Teatro y Danza Castillo de Niebla, proclamando la conmemoración de los 400 años de la muerte del escritor y dramaturgo, que marca en gran medida la confección del cartel de este año.

Cervantes es diferente con Ron Lalá. Hay un respeto máximo a los textos, siempre mimados con pulcritud por el director literario de la compañía, Álvaro Tato. Pero al mismo tiempo hay música en directo y mucho humor, desenfado y desenfreno, ingenio y desparpajo que beben del teatro clásico puro, pero con la clara intención de conectar con el público, y acercarlo a la escena y a la literatura como nadie logra hacer en el teatro nacional actual.

Ya lo han demostrado con anterioridad con la misma base de Cervantes, y así se pudo comprobar hace dos años en Niebla, con En un lugar del Quijote. El enorme éxito logrado en su larga gira nacional llevó a la compañía madrileña a emprender un proyecto de calado, esta vez con la coproducción de la Compañía Nacional de Teatro Clásico para este 2016. Y lo han debido conseguir de nuevo, a juzgar por las críticas que se suceden alabando el montaje, que, aseguran, es uno de los más destacados de la temporada.

Toda la compañía se reparte en esta ocasión la autoría de la obra. Hay textos de Don Quijote de la Mancha, El celoso extremeño, El coloquio de los perros, El hospital de los podridos, El licenciado Vidriera, El retablo de las maravillas, El viejo celoso, La Galatea, La gitanilla, el prólogo de Novelas ejemplares, Persiles y Segismunda, Rinconete y Cortadillo, y Viaje del Parnaso. Como confesó ayer en la presentación en la Diputación el director de la obra, Yayo Cáceres, es un homenaje y un encuentro con el arte lúcido, lúdico, hilarante y profundamente humano de Miguel de Cervantes.

Ron Lalá es una compañía fundada en 1996 que ha llevado sus espectáculos, además de por los principales escenarios de España, por Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Bulgaria, Serbia y numerosos países de América Latina. En este tiempo ha logrado varios reconocimientos importantes, entre elloos el Max 2013 a la mejor empresa o producción privada de las artes escénicas.

Sus montajes cuentan con el aplauso unánime de la crítica y, más aún, el del público, que conecta con su particular estilo hasta el punto de convertirse en seguidores incondicionales. Son los conocidos ronlaleros. En Huelva ya son muchos, tras el paso previo en dos ocasiones por Niebla (también en 2012 con Folía) y por Cartaya. Hoy están de enhorabuena.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios