Fila siete

Cazatalentos

Al Andalus Punta Umbría.- Título original: 'Headhunters'.- Producción: Noruega, 2011.- Duración: 101 minutos.- Dirección: Morten Tyldun.- Guión: Ulf Ryberg y Lars Gudmestad basado en la novela de Jo Nesbo.- Fotografía: John Andreas Andresen.- Música: Jeppe Kaas y Trond Bjerknaes.- Montaje: Vidar Flataukan.- Intérpretes: Aksel Hennie, Synnove Macody Lund, Nikolaj Coster-Waldau, Julie R. Olgaard, Daniel Bratterud, Eivind Sander

Ayer, en la crítica del El irlandés, afirmábamos que una película de la nacionalidad que da título al film es insólita en nuestras carteleras. Quizás lo sea mucho más una noruega. Toda una sorpresa. Su estreno, que se produjo en España el pasado 24 de agosto, venía precedido de una gran acogida, hasta el extremo de etiquetarla como película de culto. Ello ha avalado su presencia en las pantallas españolas y en las nuestras, aunque sólo sea en esta sala de Punta Umbría, donde excepcionalmente se estrenan algunos de esos títulos que no llegan a la capital y que se caracterizan por su calidad.

Headhunters viene a probar, como en otros casos, que el cine negro, generalmente instituido por la cinematografía estadounidense, inteligentemente utilizado, puede triunfar en las producciones europeas. Así se lo ha planteado el director noruego Morten Tyldun. Se ha servido con destreza de la estupenda novela de Jo Nesbo, en la afortunada progresión y estima que vienen disfrutando los modernos escritores escandinavos, cuyos éxitos literarios son notables y el cine ha sabido aprovecharlos.

Como narraba el best-seller homónimo, la película nos presenta a Roger, un cazatalentos de prestigio en Noruega, auténtico profesional en la selección de valiosos ejecutivos de grandes empresas. Suple sus complejos de estatura con un estilo de vida lujoso, dilapidador. Una conducta a todas luces excesiva. Está casado con Diana, una bella mujer, poseedora de una galería de arte. Para hacer frente a los costosos gastos que no puede permitirse y que mantiene para complacer a su guapísima y distinguida esposa, se dedica al robo de obras de arte. Diana le presenta a Clas Grave, que además de ser el consejero delegado ideal para la empresa en la que Roger trabaja, posee una valiosa pintura. Al protagonista le tienta la idea de poder lograr su definitiva independencia financiera.

Comienza así un juego arriesgado para el protagonista que cuenta con toda una perspectiva de recovecos, trampas, artificios y segundas intenciones. Todo se produce con un ritmo ágil, sin que falte esa frialdad nórdica. La trama está muy bien estructurada, eficazmente argumentada y, con todo lo que el relato nos cuenta, ha acertado a perfilar las dimensiones del protagonista como el héroe trágico de la historia. La forma en que la violencia se instrumenta en la narración es uno de los valores esenciales en la consideración de la película.

Aunque el guión en muchas ocasiones nos presente situaciones y actitudes un tanto inverosímiles y el relato discurre a veces por cauces enrevesados, la capacidad de sorpresa puede suponer un notable impacto en el espectador. Sobre todo, al que se entusiasma con estas singularidades del thriller desde estas perspectivas que nos vienen planteando estas películas. Destacado protagonista, Nikolaj Coster-Waldau, a quien hemos visto en la serie televisiva Juego de tronos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios