Carnaval y conservación

Multicines La Dehesa Islantilla, CineBox Aqualon Puerto Huelva, CineVip Lepe, El Condado Cinemas 7 y Al Andalus Punta Umbría.- T.O. 'Rio'.- Producción: Canadá, Estados Unidos y Brasil, 2011.- Duración: 96 minutos.- Dirección: Carlos Saldanha.- Guión: Don Rhymer.- Fotografía: Renato Falcao.- Música: John Powell.- Montaje: Amy Pawlowski, Angela Gerardo y Jason Fricchione.- Sonido: Brad Semenoff, Charlotte Moore Y Derek Casari.- Intérpretes: Dibujos animados

El artífice de películas tan celebradas en el ámbito del cine de animación, Carlos Saldanha, nacido en Río de Janeiro, uno de los principales creadores de Blue Sky Studios, autor junto a Chris Wedge, de Ice: La Edad de Hielo (2002), y ya en solitario de Robots (2005), La Edad del Hielo: El Deshielo (2006) y La Edad del Hielo: El origen de los dinosaurios (2009), nos sorprende ahora con una película colorista y vivaz cien por cien, que es un homenaje de amor y reconocimiento a su ciduad natal, adonde nos traslada en este ejercicio de dinamismo, música y derroche de fantasía animada.

Hace tiempo que el director carioca había pensado en esta película en la que pretendía trasladar a la pantalla el color, tipismo y peculiar sensibilidad de su ciudad de origen, lo que según él "es toda una odisea personal" en la que ha trabajado con especial entusiasmo y donde nos ha contado la simpática historia de un guacamayo azul, Blu, petulante, patoso, domesticado y fantasioso que ni siquiera sabe volar. Es la mascota de Linda. Cuando su dueña se entera que es el único ejemplar macho de su especie, su dueña permite que lo lleven a Brasil para emparejarlo con la única hembra existente, Perla.

Abandona la comodidad de su jaula en Minnesota, Estados Unidos, para marchar a Río de Janeiro. Allí convivirá con otros personajes si bien se llevará mal con Perla y, como en las clásicas comedias románticas, surgirá un conflicto de pareja o la llamada guerra de sexos. Pero vivirá una historia de amor entre la alegría exuberante del carnaval y las playas deliciosas de la capital de Brasil.

Producto de una extraordinaria imaginación Carlos Saldanha nos presenta, además, un relato a favor de la salvación de una especie tan hermosa como la de los guacamayos que tanto abundan en su tierra. Tal vez el guión no le imprima la fuerza necesaria que la realización del director brasileño hubiera merecido en este sensible homenaje a la ciudad que le vió nacer, en el que ha sabido dotarlo de unos fondos vivaces, de intenso color que realzan estos sugestivos personajes alados.

Y todo ello enmarcado en el ambiente carnavalero a ritmo de samba, bullicio jovial y jubilosa algarabía, lo que contribuye a enaltecer los atractivos visuales y la fascinación de unos dibujos extraordinariamente sugestivos. Hay muchos momentos de una gran belleza, animada por una constante alegría y gozo de vivir que es, en suma, el espíritu del carnaval brasilero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios