Carlos Cano visto con Pasión

  • La cantante malagueña afirma que es "un sueño" cantar su disco homenaje al granadino Carlos Cano en los Jardines del Generalife

El cantautor granadino Carlos Cano acompañó la infancia musical de Pasión Vega, aunque nunca llegaron a conocerse. Lo más cerca que estuvieron fue cuando la malagueña coincidió con él en un local haciendo las pruebas de sonido para actuar tras ganar un concurso. Tenía tan solo 15 años y al otro lado de la sala estaba su ídolo, Carlos Cano, concediendo una entrevista. Las canciones del poeta son una influencia para la malagueña desde que era pequeña. Como suele recordar la cantante, ese seguimiento viene desde que escuchaba junto a su familia una cinta de Cano al volver de la playa en un Seat 1500.

La sombra de aquellas cintas del cantautor granadino se alarga hasta diciembre del año pasado, cuando Pasión Vega (1976) publicó su disco Pasión por Cano en el que versiona hasta 12 canciones de Carlos Cano. Con motivo de la gira de este nuevo trabajo, la cantante malagueña estará el 4 de septiembre en el Teatro del Generalife de Granada. Para Pasión Vega "poder cantar en los jardines de la Alhambra es un sueño", como comentó en una rueda de prensa en el Palacio Carlos V con motivo de la presentación de su concierto en tierras granadinas. "Cuando llevas unos años de carrera y vas pisando teatros importantes, este sin duda es un espacio con más belleza y prestigio que puede pisar un intérprete", dijo refiriéndose al Teatro del Generalife.

El motivo de su nuevo disco, gira y espectáculo camina en torno al cantautor granadino Carlos Cano, alguien que ha formado parte de su "vida cotidiana y la de mi familia", dice Vega sobre el cantautor -fallecido hace ya 15 años- que dignificó la copla. "De Carlos Cano descubro cada día cosas nuevas de sus canciones. Fue un innovador de lo popular", comentó ante los medios Pasión Vega, que estará acompañada en su actuación en los Jardines del Generalife por la Orquesta Sinfónica de Málaga, dirigida por el compositor vasco Fernando Velázquez, que ha sido también el encargado de la producción del disco y es uno de los compositores de música de cine con mayor reconocimiento de los últimos años. Velázquez, también fan de Carlos Cano, ha compuesto las bandas sonoras de películas como El orfanato, Lo imposible u Ocho apellidos vascos, siempre quedando a las puertas del Goya.

Entre el repertorio de canciones que copan su último disco y sonaran en el Teatro del Generalife se encuentran clásicos de Carlos Cano, como María la portuguesa, una canción que Pasión Vega recuerda como aquella que siendo niña escuchaba y cantaba junto a su familia "al volver de la playa los domingos", o Habaneras de Cádiz, la canción que se convirtió en un himno de la ciudad andaluza. Pero también otras canciones menos conocidas, "pero igual de bellas" en la colección de Carlos Cano, como la versión La reina del Blues, una canción que el granadino dedicada a Billy Holiday -que la madre de la cantante malagueña le cantaba sin sabérsela-, el tema El último bolero o Aires de cuna, en el que colabora María Dolores Pradera, amiga del poeta (junto al que estuvo de gira en 1998) y en cierto modo ha guiado a la intérprete malagueña. Además, hay una canción especial en el nuevo trabajo de Pasión Vega: Soy del sur, que a pesar de ser la única canción sin letra de Cano, respira la fiereza crítica del cantautor granadino (somos pobres como antes / ay, no se apure Blas Infante). Este tema se desprende como un punto y seguido de La murga de los currelantes y supuso el sello a la reconciliación con el músico Antonio Martínez Ares.

A 12 años de María se bebe las calles, el éxito le llevó a ser reconocida por todo el país, Pasión Vega homenajea al cantautor granadino, al que considera "el eslabón que la gente de mi generación podemos seguir como referente de esa renovación de nuestro repertorio popular y nuestra copla". Una referencia y muestra de admiración que se suma a un recorrido de honra a otro granadino ilustre: Federico García Lorca. Fue con la serie de conciertos dados bajo el título Cartas desde Nueva York junto al piano del Dúo del Valle.

La cantante estuvo acompañada en rueda de prensa por el reciente director de la Alhambra, Reynaldo Fernández, que repasó la trayectoria del cantautor granadino, al que Vega homenajea en su nuevo disco, destacando la pertenencia al movimiento cultural y reivindicativo Manifiesto Canción del Sur que comenzó a finales de los sesenta en Granada. Además, el director elogió la capacidad del cantautor para "actualizar la copla" y formar parte de aquellos que fueron "un grito de libertad en una etapa en la que no había libertad". Y también se refirió a la cantante malagueña para alabar su talento. "Es una cantante con una voz de calidad, calidez y gran belleza".

Pasión Vega tiene al granadino Carlos Cano como referente en la renovación de la copla, y en el respaso de su discografía "podía haber hecho 20 discos más con canciones de él, pero al final están las imprescindibles para mí". Con ese repertorio y "muchas sorpresas" llegará en septiembre para despertarse de ese sueño que para ella supone cantar en los Jardines del Generalife.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios