Bertolucci dice que Schneider conocía la escena de violación

El cineasta italiano Bernardo Bertolucci afirmó ayer que la actriz María Schneider conocía con antelación la controvertida escena de la violación de Último tango en París y reconoció que se le ocultó la "única novedad" de la mantequilla que Marlon Brando usó como lubricante.

El realizador hizo esta aclaración en un comunicado, tras la fuerte polémica que ha tenido la reciente difusión de un fragmento de una entrevista suya de 2013 en la que reconocía que no informó de este cambio del guión a la actriz, con 19 años en aquel momento, porque quería que ella sintiera la "humillación y rabia" ante la cámara y no la interpretase.

Esas declaraciones se hicieron virales en las redes sociales y se reprodujeron en múltiples medios de comunicación cuando, con ocasión del día contra la violencia de género el pasado 25 de noviembre, la ONG española El mundo de Alycia publicase el fragmento.

Bertolucci puntualizó en el comunicado que decidió "junto a Marlon Brando no informar a María sobre el uso de la mantequilla" como lubricante porque querían "su reacción espontánea". El director, de 76 años, lamentó que, pese a sus palabras, "hay quien ha pensado, y piensa, que María no había sido informada sobre la violación" y aseguró que "María sabía todo porque tenía el guión, en el que se describía todo. La única novedad era lo de la mantequilla".

Bertolucci reconocía en 2013 que "tras la película" no se volvieron a tratar porque ella le "odiaba"y añadió que se portó "de una forma terrible con María porque no le dije lo que iba a suceder. Porque quería su reacción como niña, no como actriz", explicó. No obstante, el realizador dijo: "Me siento culpable, pero no me arrepiento. Para hacer películas a veces tienes que estar completamente liberado".

La propia Schneider aseguró en 2007 que en esa escena se sintió humillada y "un poco violada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios