Berlín acoge la mayor exposición de 'polaroids' de Helmut Newton

  • Más de 300 instantáneas revelan el método de trabajo del célebre fotógrafo

Berlín inauguró ayer la mayor retrospectiva de imágenes tomadas en formato polaroid de gran tamaño de Helmut Newton, una apuesta novedosa que bucea en el icónico universo de glamour, tacones afilados y desnudos del fotógrafo alemán desde una óptica tan espontánea como inédita. Las más de 300 imágenes que presenta esta exposición son una indagación en el meticuloso modo de trabajo del artista, que recurría a estas instantáneas de revelado inmediato para preparar las condiciones óptimas en las que disparar sus fotografías definitivas.

"De igual manera que los pintores recurren a los bocetos como preparación de sus obras, Newton recurría a las polaroids -de revelado instantáneo- para preparar sus fotografías", explicó su viuda, June Newton, en la presentación de la exposición, que acoge el Museo de Fotografía de la capital alemana. June Newton, que también se dedicó durante años a la fotografía bajo el seudónimo Alice Springs, agregó que el artista, nacido en Alemania pero nacionalizado australiano, tenía "tanta curiosidad sobre cómo iba a salir la foto que iba a hacer" que no podía esperar al disparo definitivo.

El fotógrafo iba puliendo poco a poco ese disparo definitivo, el que realizaba con cámara de carrete tradicional, y lo lograba a base de polaroids, decenas de ellas por sesión, con las que podía ir ajustando la luz, la composición y otros detalles artísticos, hasta que todo estaba a su gusto. "Era a la vez un estudio preparatorio y un medio en sí mismo", explicó el comisario de la exposición, Matthias Harder.

Estas instantáneas, realizadas entre finales de los años 60 y principios de este siglo, rezuman la naturalidad propia de los preparativos y la espontaneidad de quienes no se sienten bajo la presión de un objetivo inquisidor, pero desprenden el inconfundible estilo de Newton. Las imágenes, en blanco y negro y en color, se recrean sobre todo en el cuerpo de la mujer, y lo presentan en todas sus posibles facetas. Como en sus obras más conocidas, las polaroids de Newton muestran a mujeres a menudo desnudas e insinuantes, a veces resplandecientes de glamour, otras zozobrando en una intimidad casi turbia, y combinan sabiamente dosis de erotismo, con homenajes fetichistas, humor y guiños al sadomasoquismo.

La colección estará abierta hasta el próximo 20 de noviembre e incluye retratos de personajes famosos de la moda, el cine y las artes del siglo XX, como Andy Warhol, David Bowie, Antonio Banderas, Charlotte Rampling, Karl Lagerfeld o Sigourney Weaver.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios