Fila siete

Bel Ami, historia de un seductor

Box Aqualon Puerto Huelva. - Título original: 'Bel Ami'.- Producción: Gran Bretaña, 2012. - Duración: 102 minutos. - Dirección: Declan Donnellan y Nick Ormerod. - Guión: Rachel Bennette basado en la novela Guy de Maupassant. - Fotografía: Stefano Falivene. - Música: Lakshman Joseph De Sharam y Rachel Portman. - Intérpretes: Robert Pattinson, Uma Thurman, Christina Ricci, Kristin Scott Thomas.

NuNca nos gustó el cine a dos manos o la dirección compartida, que sólo en muy escasas ocasiones ha dado buen resultado -los hermanos Taviani, los hermanos Coen-, y en la mayoría de los casos, como el que hoy nos ocupa, no es precisamente favorable. Porque lo primero que hará cualquier espectador veterano o experto en cine es recordar la versión dirigida en 1947 por Albert Lewin, adaptación realmente notable de la novela de Guy de Maupassant, uno de los grandes hitos literarios del escritor francés. Un escándalo en el ámbito literario de finales del siglo XIX. Sólo la actuación de George Sanders, encarnando al joven protagonista, establece sustanciales o abismales diferencias con respecto al personaje interpretado ahora por Robert Pattinson. Lo demás, también, si comparamos ambas realizaciones.

El relato, muy conocido entre los lectores habituales y sobre todo entre los amantes de la literatura sentimental de tinte erótico, nos presenta a Georges Duroy, un joven atractivo físicamente y seductor inmoral y sin escrúpulos. Licenciado del Ejército en Argelia, llega a París. Consciente de sus posibilidades, su ambición crece de día en día al advertir que su encanto personal facilita sus intenciones. Su poder seductor y su codicia sin límites le permiten escalar las más elevadas esferas de la sociedad parisina. Calculador y de gestos complacientes conquista sucesivamente a cuantas mujeres se propone. Hasta que conoce a una poderosa aristócrata, Madame Forestier.

Se supone que en esta historia el papel fundamental es el del protagonista, en el que reside la clave de la trama. Esto lo advertiría cualquier intérprete que pudiera hacerse con él, quien aprovecharía la gran oportunidad que se le brinda. Eso es lo que hizo el gran actor que fue George Sanders en la versión anterior, como indicaba al principio. Pero Robert Pattinson, el famoso chupasangres de la saga Crepúsculo (2011), no acaba de encontrar la verdadera medida y el cinismo del arribista que interpreta en esta película de factura correcta, discreta, pero que propende a la frialdad más absoluta, desaprovechando un texto original apasionante. Esperemos que al menos sirva para despertar la curiosidad y su lectura por parte de muchos espectadores que no lo conozcan.

Contra la ineficacia interpretativa de Robert Pattinson, el film nos ofrece una intensa actuación de las actrices que le acompañan en el reparto y ponen toda su carne, ya de por sí sugestiva y ardiente, en el asador. En especial, Uma Thurman, en la plenitud de su carrera, pero también Christina Ricci y Kristin Scott Thomas. Se meriendan literalmente al divo del culebrón de los vampiros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios