Aramburu presenta una nueva colección marcada por la diversidad

  • El pintor onubense exhibe desde ayer en la Fundación Caja Rural del Sur una muestra de 33 lienzos de reciente producción · A sus habituales paisajes se unen esta vez retratos, escenas taurinas y campestres

Comentarios 1

Alfonso Aramburu tiene una nueva exposición en Huelva. El pintor y arquitecto onubense inauguró ayer una muestra de 33 cuadros de temática variada, que podrá verse en la sala de la Fundación Caja Rural del Sur hasta el próximo 15 de abril.

La obra expuesta es de producción muy reciente, con cuadros realizados desde febrero hasta el pasado fin de semana, con pintura industrial Hidralux sobre lienzo. Destacan, una vez más, sus paisajes onubenses, una constante en su carrera, y nuevas expresiones como el retrato, cuya primera incursión está plasmada en dos piezas.

Por primera vez, además, la venta de sus cuadros no será benéfica y sus ingresos contribuirán a paliar el gasto personal que le produjo su última producción a beneficio de Cáritas y de las Hermanas de la Cruz, cuya muestra de enero pasado no fue vendida en su totalidad.

La exposición actual, sin embargo, es totalmente inédita y ha centrado los esfuerzos de Aramburu en los últimos meses, con una ilusión determinada por variar la temática y abrir el campo de su obra "para ver los gustos de la gente".

Hay tres cuadros por los que siente un especial afecto el autor. La puerta de una finca del Andévalo, la aldea de El Rocío reflejada en la laguna y un camino rociero lleno de polvo ocupan el lugar más destacado de la sala, con precios notablemente más altos porque, según confiesa, "les he cogido tanto cariño que espero que no se vendan para quedármelos".

Además, el público podrá contemplar escenas taurinas, campestres e incluso rocieras, nuevas en su obra, junto a sus reconocibles paisajes marineros y costeros, como el de una reciente bajamar de gran coeficiente que fue "un espectáculo, a la hora del crepúsculo, con un cielo de fuego que se reflejaba en la ría".

Precisamente, Alfonso Aramburu siempre ha tenido en la luz de Huelva a una aliada para su obra. Asegura que es "única en España" y lo razona: "Estamos enmedio del choque de dos placas tectónicas del que ha surgido una placa horizontal muy peculiar, formada con sedimentos de mar y ríos. A ciertas horas del mediodía despide una luz, una térmica ascendente, que genera unos vientos foreños y ofrece una visión en su conjunto muy valiosa". "La luz de Huelva es única en España", repite el artista.

Aramburu tiene también un interés especial por conocer la respuesta del público a sus dos retratos expuestos, cedidos para la ocasión por sus propietarias, y para cuya confección ha tenido que renunciar en parte a sus principios.

"Siempre he entendido la pintura como un modo de expresión de la libertad. El retrato coarta mucho al tener que seguir las pautas físicas de la persona, por eso siempre me he sentido más cómodo en otras temáticas, como los paisajes", explica el pintor onubense. No obstante, afirma que la experiencia le ha dejado "satisfecho" y no duda en que repetirá en próximas producciones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios