Antonio Romero muestra la huella de la mina en el Vázquez Díaz

  • El fotógrafo nervense ofrece un recorrido en visión panorámica que muestra las señas de identidad y los símbolos más emblemáticos de la Cuenca Minera

Comentarios 2

En el Museo Vázquez Díaz quedó inaugurada la exposición de fotografía panorámica organizada por la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Nerva sobre la huella que la mina ha dejado en el territorio de la zona a lo largo de su historia obra del fotógrafo nervense, afincado en Minas de Riotinto, Antonio Romero, hijo del desaparecido pintor local Alcaide.

La exposición, compuesta por una treintena de fotografías pasadas por el prisma de la edición digital, la mayoría de ellas presentadas en formato panorámico, que muestra las señas de identidad y los símbolos mineros más emblemáticos de la zona, está claramente influenciada por la pintura de su padre, y en ninguna de las imágenes aparece la figura humana pero sí el resultado del esfuerzo y el trabajo de cientos de miles de personas que han pasado por esta tierra a lo largo de los siglos.

Al acto de inauguración asistió el alcalde de Nerva, Domingo Domínguez, acompañado por su concejal de Cultura, Juan Carlos Domínguez y el director del museo, Juan Alfonso Barba, quienes destacaron la humildad y sencillez con la que Romero se acerca a la fotografía para dar su visión particular de un mismo paisaje, objetivo de aficionados y profesionales, locales y foráneos, que buscan en la Cuenca Minera nuevas sensaciones y experiencias.

Romero tuvo su primera experiencia con la fotografía a los 18 años, cuando acompañaba a su padre para capturar con su cámara detalles y visitas generales de la Cuenca Minera y la Sierra de Aracena, aunque el objetivo no era la fotografía sino la pintura. "Esta etapa marcó el camino por el que he andado en el mundo de la fotografía. Pero su a los 25 años, al comprar mi primera cámara, cuando sentí curiosidad por aprender a utilizarla", aclaró.

Sus primeros disparos se centraron en la fotografía de familia. Sin embargo, fue su experiencia con el laboratorio de blanco y negro lo que aumentó su pasión por la fotografía. "Por estas fechas, comencé a participar en los concursos y certámenes que se celebran por la comarca, lo que me ha dado muchas satisfacciones personales", dijo.

La introducción de la fotografía en el mundo digital supone para Romero un avance muy importante, no sólo por la mejora de las técnicas sino por la posibilidad de utilizar la edición fotografía, lo que le permite plasmar en la instantánea lo que tiene en mente. Muchas de esas fotografías han sido protagonistas de las secciones meteorológicas de diferentes cadenas de televisión a nivel nacional. "Para lograr este propósito, no hay mejor herramienta que la fotografía digital", destacó.

Romero ha visto recompensado su buen hacer fotográfico a lo largo de las dos últimas décadas al conseguir la mayoría de los primeros premios de los certámenes a los que se ha presentado en la Cuenca Minera, desde Nerva, donde rara ha sido la edición en la que no ha resultado galardonado, hasta Zalamea, pasando por Minas de Riotinto. También consiguió el Primer Premio del I Certamen Fotográfico organizado por la asociación del museo onubense celebrado en 2009. La muestra fotográfica de Romero, que permanecerá expuesta hasta mediado de enero de 2012, es la primera de una serie de actividades culturales diseñadas por el Ayuntamiento de Nerva para las navidades.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios