artes escénicas

'Anna Bolena', al servicio del 'bel canto'

  • El Teatro de la Maestranza acoge por primera vez la ópera de Donizetti, que llega a Sevilla en una producción con las grandes voces de Angela Meade y el jerezano Ismael Jordi

El equipo de esta producción del Teatro Filarmónico de Verona, en los exteriores del Maestranza. El equipo de esta producción del Teatro Filarmónico de Verona, en los exteriores del Maestranza.

El equipo de esta producción del Teatro Filarmónico de Verona, en los exteriores del Maestranza. / víctor rodríguez

El próximo día 8 el Maestranza recibirá a Anna Bolena, una tragedia lírica en dos actos, nunca antes representada en este teatro a pesar de ser uno de los títulos más relevantes del compositor Gaetano Donizetti (1797-1848). Una ópera que, según la crítica especializada, marcó un hito en la producción del músico de Bérgamo, debido tanto a la madurez mostrada en el terreno musical como en el melodramático, después de un largo período en que la censura obligaba casi a concluir las óperas con un final feliz.

Estrenada en el Teatro Carcano de Milán en diciembre de 1830, esta producción procede del Teatro Filarmónico de Verona, donde vio la luz en 2007, con la puesta en escena del emblemático director inglés Graham Vick, si bien la reposición sevillana del montaje ha sido obra de Stefano Trespidi.

Como es habitual, en el libreto de Felice Romani (su tercera colaboración con Donizetti), historia y ficción se dan la mano para lograr que unos hechos, acaecidos en el siglo XVI (la acción tiene lugar en 1536), logren emocionar a una audiencia con cánones y valores tan diferentes como la de su estreno en el XIX y la de la época actual.

La trama comienza tres años después del matrimonio entre Ana Bolena y Enrique VIII de Inglaterra -al que su anterior esposa, Catalina de Aragón, no había podido darle un hijo varón- y narra las intrigas del monarca para librarse de Ana y unirse a su nueva amante, Juana de Seymur.

Con el personaje titular -símbolo de la destreza y la sensibilidad del músico a la hora de crear caracteres femeninos y caballo de batalla de grandes divas como María Callas (que lo reinterpretó de manera antológica en la Scala de Milán en 1957 y 1958), o Joan Sutherland- hará su debut en Sevilla una de las grandes voces estadounidenses del momento, Angela Meade. En la presentación de la ópera que tuvo lugar ayer en el teatro, Meade afirmó que su personaje "es muy humano. No es ni mala ni buena, es una mujer ambiciosa que, como otras hubieran querido, aprovechó su oportunidad para sentarse en el trono de Inglaterra y acabó siendo víctima de las circunstancias. Si viviera hoy, podría decirse incluso que fue una mujer maltratada".

Maurizio Benini, el director musical del montaje, destacó también que "aunque nadie lo tiene demasiado en cuenta, el personaje de Enrique (interpretado aquí por el bajo menorquín Simón Orfila) es sumamente interesante pues, si bien estuvo siempre rodeado de mujeres, todas ellas fueron atraídas por el poder, nunca por su persona. Es un hombre no amado, fracasado en un cierto sentido, y por eso se alternan en la ópera los grandes momentos en que se expresa el poder de un rey con otros en que aflora la humildad del hombre". En el terreno musical, Benini recordó que "esta es la ópera reina del bel canto y en el bel canto la línea vocal está por encima de todo, aunque sin olvidar a la orquesta ni al coro. Es muy difícil para una orquesta acompañar a los cantantes y, a la vez, propiciar grandes momentos de tensión, pero la ROSS lo ha logrado, así como el magnífico coro del Maestranza. En Anna Bolena, además, existe una particularidad que es su desarrollo continuado, el pasar sin detenerse de un recitativo a un aria y del aria a un nuevo recitativo sin que se pierda nunca el hilo dramático. Ahí se ve claramente la madurez de un músico que había escrito ya una quincena de óperas".

Junto a los citados, el elenco se completa con la georgiana Ketevan Kemoklidze (Giovanna Seymour), el bajo Stefano Palatchi (Lord Rochefort), Ismael Jordi (Lord Riccardo Percy), Alexandra Rivas, la mezzosoprano que da vida al paje Smeton, y Manuel de Diego como Sir Hervey.

Entre los cuatro españoles del reparto, el único andaluz es Ismael Jordi, colaborador habitual de este teatro en el que ha cosechado grandes éxitos. El tenor jerezano, que ha cantado ya una quincena de veces este papel, destacó su gran dificultad vocal.

Así pues, este montaje estará sobre todo al servicio del canto, cuya centralidad se verá subrayada por la escenografía de Paul Brown, diseñada a partir de la idea de Graham Vick de crear tres plataformas móviles, una grande y dos pequeñas que, además de recrear diferentes situaciones, mantienen una clara división entre los cantantes que se mueven sobre ellas y el coro y la figuración que se mantienen en el suelo. Junto a la ROSS y al Coro del Maestranza, actuará una banda interna con músicos de la Orquesta Joven de Andalucía. Un total de casi 200 personas para un ambicioso proyecto que podrá verse los días 8, 10, 13 y 16 de diciembre en el Teatro de la Maestranza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios