Fila siete

Animación proteccionista

Tuvimos la oportunidad de ver esta película en el curso de la última edición del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, celebrado en nuestra ciudad el pasado mes de noviembre. Previamente el film fue presentado por su propio productor, Antonio Banderas, en una sesión especial en la misma Reserva de Doñana en El Acebuche. Obviamente las intenciones de esta producción andaluza son altamente educativas, dirigida especialmente a los niños para fomentar sus ideas proteccionistas a favor de especies en extinción como le ocurre al lince ibérico, felino emblemático y problemático en un lugar tan representativo como es el Parque Nacional de Doñana en la provincia de Huelva.

El propio actor Antonio Banderas lo aseguró en su día como interesado en el tema, motivo por el que no dudó en producir esta realización de interés ecológico: "La idea era hacer una película sobre un animal muy español que está extinguiéndose, pero luego se convirtió en un proyecto más grande". Lo que si han pretendido sus directores, Raúl García y Manuel Sicilia -y se ve muy claro en el desarrollo narrativo del film-, es que su mayor contenido tenga carácter de una aventura en su medio natural y el resto está dedicado a la exposición, muy entretenida siempre, de la propuesta de la historia y de sus intenciones a favor de la conservación de la naturaleza y del lince en particular.

Lo que se nos cuenta es como Félix, que así se llama el protagonista de la película, es un lince con mala suerte. El felino, tras pasar por diversos centros de recuperación llega al de El Acebuche. Junto a sus compañeros, que comparten con él este centro de recuperación en el entorno protegido de Doñana, se enfrenta a un cazador sin escrúpulos, el malvado Newman, un auténtico depredador despiadado que trabaja para un ambicioso multimillonario llamado Noé.

Simpáticos personajes los que componen este elenco zoológico familiar: además del gafado lince Félix, Gus, un camaleón que sufre de una inquietante paranoia; Beeea, una cabra que no teme al peligro por grande que sea y Astarté, un halcón sediento de venganza contra el acoso de ese implacable cazador al que no importa más que cobrar sus presas.

Unos y otros deambulan por la fascinante perspectiva de Doñana viviendo anécdotas capaces de entretener, interesar y divertir a los pequeños con el conveniente tono aleccionador y servir de ejemplo a los mayores, que tanto tenemos que aprender de la ecología que nos salve de los estragos que estamos infringiendo a la naturaleza.

Buen trabajo técnico en la calidad del dibujo y otro paso adelante de la pujante animación española.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios