Anguita vuelve la vista al pasado en su nuevo libro para explicar la actual crisis

  • El ex secretario general del PCE publica 'Combates de este tiempo', en el que incluye debates, discursos realizados por él mismo y cartas abiertas dirigidas a otros personajes relevantes, entre diversos escritos

La situación actual de crisis política, económica y social no puede entenderse sin mirar al pasado. Así lo cree el ex secretario general del PCE y ex alcalde de Córdoba Julio Anguita, que acaba de publicar Combates de este tiempo (editorial El Páramo), un libro compuesto por una miscelánea de escritos -algunos de ellos con 30 años de antigüedad- que presentó ayer en el Rectorado de la Universidad de Córdoba.

Sus ideas y sus palabras irrumpen en estas páginas e invitan al lector a reflexionar sobre el pasado y el presente de España y también de Europa. El terrorismo, el Tratado de Maastricht, la OTAN, la crisis económica, la Ley D'Hont, la carrera armamentística, los pactos de la izquierda y la moneda única son algunos de los asuntos que pasan por este libro.

Son temas que "tienen su origen en otra época, una época en la que yo entonces como portavoz de IU en el Congreso de los Diputados denuncié la moneda única y el Tratado de Maastrich, este tipo de construcción europea, advirtiendo de lo que podía pasar, y tuve el triste privilegio de tener razón", explica Anguita. Por eso "el sentido es ver cómo en el pasado este problema ya estaba larvándose".

Precisamente Combates de este tiempo se cierra con una famosa intervención de Anguita en Cáceres hace más de una década junto a Saramago en la que habla de los mercados, la competitividad y la degradación de la sociedad.

En el libro, que se abre con el discurso fúnebre ante el cadáver de la Pasionaria, aparecen textos referentes a las muertes de Arafat, Milosevic y Sadam Husein, un escrito sobre "el apartamiento" de Adolfo Suárez o la intervención de Anguita ante el secretario general de la ONU, entonces Kofi Annan, "donde le digo que las Naciones Unidas tienen una concepción de funcionamiento antidemocrático".

Además se incluyen una serie de intervenciones y debates del ex alcalde de Córdoba sobre Europa y el Tratado de Maastrich, algo que en su momento Julio Anguita criticó asegurando que "no puede haber una Unión Europea sin que haya una fiscalidad común, una coordinación de políticas económicas o una convergencia en lo social". Eso lo dijo hace 20 años y el tiempo "lamentablemente me está dando la razón".

El lector también se encontrará con cartas abiertas de Anguita a los anteriores presidentes del Gobierno, José María Aznar y Felipe González. Del recién nombrado, Mariano Rajoy, prefiere no hablar hasta que empiece a actuar. "Más o menos tengo unas ideas, pero siempre doy a la gente un periodo para hablar conforme a lo que hacen", asegura. Aun así se atreve a vislumbrar que "va a hacer una política de recortes porque le viene impuesta por los poderes que mandan en Europa y tendrá que acatarla. Eso no le exime de responsabilidad", y añade que "no va a hacer nada nuevo en absoluto, en todo caso se va a empeñar a ello con más ahínco, pero ya está".

Su etapa al frente del PCE -un tiempo que "francamente" no añora- no pasa por alto en Combates de este tiempo. Anguita escribe todos los meses en Mundo Obrero, una publicación interna del partido, pero además en la prensa diaria ha hablado sobre el comunismo y la refundación de IU y ha comunicado sus "propuestas sobre cómo debería hacerse esto". A su parecer, la izquierda vive un "momento muy triste" porque "hoy en España es una cosa muy minoritaria". "La izquierda no ha caído en que debe replantearse métodos de trabajo, esquemas, valores, su discurso y actividades, por eso yo he sido siempre un ferviente defensor de refundar tanto IU como el PCE", manifiesta.

Según Anguita, a esta situación ha llegado porque en el devenir de la Historia todas las instituciones empiezan a enmohecerse y necesitan regenerarse. "La izquierda que hoy tenemos, que surge del movimiento obrero en sus tres familias -anarquismo, socialismo y comunismo-, necesita actualizarse", pero "actualizarse no significa renunciar" sino "ser más eficaz". "Ese mensaje primitivo al que yo me siento ligado tiene que adecuarse a una nueva estructura que lo haga más ágil, a un nuevo lenguaje, nuevas maneras de hablar", asevera.

El libro va dirigido "a cualquier ciudadano que tenga interés". A este respecto aclara que "ciudadano sin interés no existe, porque la condición de ciudadano implica curiosidad por las cosas que le pasan a su sociedad". Tanto los jóvenes como los mayores podrán disfrutar de las reflexiones de Anguita, aunque los primeros "son los que por su edad, por su presión arterial, por sus funciones vitales, deben ser los más interesados en saber qué está pasando para intentar actuar en la sociedad. Depende de ellos". Para finalizar, el expolítico señala que los problemas, "si no se sabe de dónde vienen, no pueden ser abordados para entenderlos perfectamente".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios