Acción a tope

Multicines La Dehesa Islantilla, CineBox Aqualon Puerto Huelva, CineVip Lepe, El Condado Cinemas 7 y Al Andalus Punta Umbría.- Título original: 'Mision: Impossible - Ghost Protocol'.- Producción: Estados Unidos, 2011.- Duración: 133 minutos.- Dirección: Brad Bird.- Guión: Josh Appelbaum y André Nemec basado en la serie de televisión creada por Bruce Geller.- Fotografía: Robert Elswit.- Música: Michael Giacchino.- Montaje: Paul Hirsc.- Intérpretes: Tom Cruise, Jeremy Renner, Paula Patton, Simon Pegg, Josh Holloway, Michael Nyqvist, Léa Seydoux, Vladimir Mashkov, Tom Wilkinson

Poco queda ya, tan sólo el dinamismo y la acción cada vez más acelerada, de aquella serie televisiva e incluso de las versiones en su día dirigidas por Brian de Palma y John Woo -las mejores sin duda-, para lanzarnos más espectacularmente hacia el estilo James Bond o al más alucinante y llamativo espectáculo total sin recurrir a las tres dimensiones hoy tan frecuentes.

Más cerca de la última entrega de la saga que viéremos cinco años atrás, Brad Bird, polifacético en su actividad cinematográfica como actor, guionista, productor, intérprete de voces en films de dibujos animados y animador él mismo, se acerca más a esa versión de J. J. Abrams -otro multiusos en el cine-, garantizando una correcta factura técnica y un ritmo narrativo capaz de dejar sin respiración a los habituales de estas aventuras increíbles en el mejor sentido del término.

Aquí el protagonista Ethan Hunt, encarnado una vez más por Tom Cruise, ya identificado plenamente con el personaje, se ve comprometido en un atentado terrorista con bombas contra el Kremlin, la residencia del primer gobernante ruso, del que se considera responsable. Se inicia así el denominado Protocolo Fantasma siendo desautorizado Hunt y toda su organización por parte de su gobierno. En una situación de indefensión y desamparo, Ethan, se ve obligado a recuperar su rehabilitación y el prestigio de su agencia y contrarrestar un nuevo ataque. Pero todo se complica aún más y ha de emprender una misión con un grupo de agentes especiales del IMF a los cuales no conoce.

Tras los éxitos de Los increíbles (2004) y Ratatouille (2007), los más famosos títulos de la Pixar, Brad Bird, entra en las franquicias a todo trapo. Entregado a esa propuesta de Tom Cruise de que cada director de la saga imponga su personalidad, trata de diferenciar el producto y dotarlo de su personalidad como realizador. Carente en cierto modo de la fuerza dramática y de las grandes emociones de las primeras entregas, esta nueva Misión imposible, que redunda intensamente en la acción, consigue su indudable y primordial pretensión de absorber por entero el interés de unos espectadores que, de antemano, se muestran favorables a este tipo de cine. Eso sí, técnicamente en su factura y para lo que pretende la película, logra plenamente sus objetivos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios