La violencia golpea Iraq mientras Cheney y McCain visitan el país

  • Más de 42 personas han muerto en un sangriento atentado mientras el vicepresidente de EEUU, Dick Cheney, y el candidato republicano John McCain analizaban con los dirigentes iraquíes la situación en el país.

Una terrorista suicida detonó en un mercado popular de la ciudad de Kerbala los explosivos que llevaba adosados a su cuerpo lo que causó la muerte de 42 personas y heridas a otras 58.

Según fuentes del Ministerio de Interior el incidente ocurrió cerca del mausoleo del imam chií al Husein, situado en la zona de al Mujaiam, en el centro de Kerbala, a 110 kilómetros al sur de Bagdad. Las fuentes precisaron que entre las víctimas hay ciudadanos iraníes que se encontraban de peregrinación en la ciudad, aunque no determinaron su número.

Este atentado ha tenido lugar a pesar de las medidas de seguridad impuestas en las ciudades de Kerbala y Nayaf, consideradas sagradas por los chiíes, y donde recientemente se ha celebrado la fiesta anual que marca el fin de los cuarenta días de luto por la muerte del imam Husein muerto en el año 680.

Este sangriento atentado coincide con las visitas sorpresa a Iraq del vicepresidente de EEUU, Dick Cheney, y del candidato republicano a la Casa Blanca, John McCain, días antes del quinto aniversario de la invasión anglo-estadounidense de Iraq.

Cheney se reunió con el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, con quien analizó el futuro de las tropas estadounidenses en Iraq. Tras la reunión, el responsable norteamericano resaltó "el importante progreso" que se ha registrado en Iraq, desde mayo pasado, cuando visitó ese país. El vicepresidente alabó, también, a los dirigentes iraquíes por su "éxito en promulgar varias legislaciones muy importantes que cambiarán el futuro de su país".

Por su parte, el candidato republicano a la Presidencia de EEUU, John McCain, un gran defensor de la presencia de las tropas estadounidenses en Iraq, evaluó junto a Maliki la situación de la seguridad en Iraq y los avances dados por el ejecutivo iraquí hacia la reconciliación nacional.

Durante su campaña para resultar elegido en las primarias de su partido, Mc Cain llegó a afirmar que estaría dispuesto a que las tropas de EEUU permanezcan "hasta cien años" en Iraq si eso contribuye a ganar la guerra.

Fuentes oficiales explicaron que el encuentro tuvo lugar en la fortificada "zona verde" de Bagdad, que alberga la oficina de Maliki, así como la Embajada de EEUU y otras legaciones diplomáticas y edificios institucionales.

Las visitas de los mandatarios estadounidenses coinciden con un repunte de la violencia en el país, donde además de la muerte de 47 civiles en el atentado de Kerbala, se ha contabilizado la de otros cuatro civiles, dos soldados estadounidenses, tres insurgentes y un policía iraquí.

En Bagdad, coincidiendo con la presencia de los responsables estadounidenses se han producido cinco atentados, uno con coche bomba, que han causado la muerte a al menos cuatro civiles y heridas a 16.

Tres de estas personas perdieron la vida por el estallido de un vehículo cargado de explosivos situado en el céntrico barrio bagdadí de Karrada.

Los militares norteamericanos murieron en el norte de la capital al explotar un artefacto al paso de la patrulla en la que viajaban, según un comunicado del Mando Militar estadounidense.

Asimismo, al menos tres supuestos insurgentes murieron en Mosul durante una redada de las fuerzas de seguridad, mientras que el policía falleció en un ataque insurgente contra un puesto de control policial en la ciudad de Hadiza, 250 kilómetros al oeste de Bagdad.

Además, 318 sospechosos fueron detenidos en varias operaciones llevadas a cabo en las últimas 24 horas, según fuentes del ministerio de Interior y de Defensa, que agregaron que la policía había hallado en Bagdad siete cadáveres maniatados y con impactos de bala.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios