El 'uribismo' y el 'chavismo' se baten en duelo

Los dos pesos pesados de la región andina, Hugo Chávez y Álvaro Uribe, se enfrentan en un combate soterrado pero evidente. El primero, lidera una corriente de izquierda, chavista, que engloba a los países del ALBA (Alianza Bolivariana para las Américas) y que pretende convertirse en el Napoleoncillo del Siglo XXI, encarnando el sueño de Simón Bolívar de construir un Estado federal en Latinoamérica.

El artículo 10 de la Carta Magna de Venezuela establece que "el territorio y demás espacios geográficos de la República son los que correspondían a la Capitanía General de Venezuela antes de la transformación política iniciada el 19 de abril de 1810". Por tanto, Chávez y su séquito no reconocen ningún tratado de fronteras posterior a 1810, lo que quiere decir que gran parte del territorio colombiano actual constituye, según la Constitución bolivariana, propiedad venezolana.

Este ajuste de fronteras, junto con el apoyo brindado por Caracas a las FARC, colisiona con el pensamiento moderado del presidente colombiano, Álvaro Uribe, quien ha ganado su popularidad y forjado la corriente uribista gracias a su Política de Seguridad Nacional, que ha debilitado a las FARC en la región. La diferencia entre ambos ismos reside según Patiño, en que "Uribe no quiere implantar su política en otros Estados y Chávez, sí".

La pregunta es si este choque de ideologías será el inicio de un conflicto armado. El politólogo responde que "Colombia no pretende una guerra con Venezuela, pero Chávez busca manejar los asuntos internos de Bogotá".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios