Una tregua pone fin a la espiral de violencia de los últimos días en Gaza

  • El acuerdo alcanzado la noche del lunes con mediación egipcia frena la oleada de ataques que ha acabado con la vida de 25 palestinos desde el viernes

La calma regresó ayer a la Franja de Gaza y el territorio israelí que la rodea tras el acuerdo de tregua con mediación egipcia alcanzado la víspera, que puso fin a una espiral de violencia en la que han muerto desde el viernes 25 palestinos.

El portavoz de la Yihad Islámica, Dawoo Shihab, confirmó a los medios el compromiso de su grupo -el más activo en el lanzamiento de cohetes desde el viernes junto con los Comités de Resistencia Populares- con la tregua que rige desde las 01:00 de ayer.

"Estamos comprometidos con la calma mientras la ocupación (israelí) esté comprometida con ella y la respuesta será dura si la entidad sionista renueva sus asesinatos", señaló Shihab en un comunicado enviado a los medios.

El alto el fuego ha dado un respiro al millón y medio de habitantes de Gaza y al millón de residentes de las ciudades israelíes cercanas, que viven en tensión desde que se inició la ola de violencia tras el asesinato el viernes por Israel del secretario general de los Comités de Resistencia Populares, Zuhair al Qaisi.

"El horror y el miedo que hemos vivido es suficiente. Oímos las explosiones y los aviones y no tenemos refugios para escondernos cuando hay bombardeos. Mi vida es un caos, voy a trabajar y no dejo de llamar a mi mujer para saber si ella y los niños están bien. No les dejo que salgan de casa después del colegio", dijo Salman abu Tahoon, taxista de 35 años de Gaza capital.

Un sentimiento similar tiene Sadi al Hassani, propietario de una tienda de comestibles, que aseguró que su vida en Gaza "es peor que la de los animales" puesto que uno no se siente seguro "ni en su dormitorio". "Es una vida insoportable. Tienes que ir a trabajar y sabes que puede que no vuelvas a casa y, cuando vuelves, sientes que estás en una cárcel", agregó.

Desde primera hora de ayer, el Ejército israelí no llevó a cabo ningún nuevo bombardeo en la Franja, aunque las milicias sí lanzaron siete proyectiles, que no causaron daños ni heridos, según dijo una portavoz del Ejército israelí.

"El último ataque en Gaza fue a las 22:30 de ayer", dijo la portavoz militar, que añadió que desde que se inició la escalada el viernes las milicias palestinas dispararon 226 cohetes y proyectiles de mortero contra Israel, de los cuales 56 que iban encaminados a núcleos urbanos fueron interceptados en vuelo por el escudo anticohetes Iron Dome (Cúpula de Hierro).

Los ataques palestinos han causado menos de una decena de heridos moderados y leves en Israel, cuatro de ellos trabajadores tailandeses, y escasos daños materiales.

El Ejército informó de que ha realizado 26 bombardeos en Gaza (37 según medios locales) en los últimos cuatro días contra blancos e infraestructura terrorista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios