Los socialistas rumanos denuncian un fraude masivo en los comicios

  • El conservador Traian Basescu resulta reelegido de manera sorprendente cuando todos los datos favorecían a su rival

El presidente saliente de centro-derecha Traian Basescu fue reelegido para un segundo mandato en Rumania, según los resultados oficiales completos divulgados el lunes, pero denunciados como fraudulentos por la oposición.

Basescu obtuvo el 50,33% de los sufragios, contrael 49,66% para su rival socialdemócrata Mircea Geoana, anunció la Oficina Electoral Central (BEC).

El Partido Socialdemócrata (PSD) de Geoana denunció sin embargo fraudes masivos en la elección, celebrada el domingo.

"Ante el gran número de votos anulados y actas modificadas por las oficinas electorales departamentales (...), nos vemos obligados a cuestionar el resultado de la elección", declaró un responsable del PSD, Liviu Dragnea, en una rueda de prensa. "Nuestra convicción es que los rumanos eligieron a Geoana, pero que el aparato de Estado de Traian Basescu intenta presentar a éste como vencedor, de forma fraudulenta", añadió.

El domingo por la noche, tres de cuatro sondeos a boca de urna otorgaban a Mircea Geoana una ventaja de hasta tres puntos sobre Basescu.

La Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) consideró por su lado que la elección presidencial en Rumania se desarrolló de forma "generalmente conforme a las normas" de ese organismo.

"La segunda vuelta confirma nuestra opinión inicial de que esta elección se desarrolló de forma generalmente conforme a las normas de la OSCE", declaró Vadim Zhdanovich, jefe de misión del organismo, en una rueda de prensa en Bucarest.

Sin embargo, la OSCE instó a las autoridades rumanas a investigar las acusaciones de irregularidades, "para reforzar la transparencia de los comicios".

El lunes por la mañana, tras las primeras denuncias del PSD, el presidente de la asociación Pro Democratia, Cristian Parvulescu, declaró a la AFP "no disponer de nada en concreto que pruebe un fraude masivo".

No obstante, subrayó "carecer de una visión completa" de la elección, pues su asociación solamente envió a 1.400 observadores para un total de 21.000 colegios electorales.

Geoana, que proclamó de forma ostensible su victoria el domingo por la noche, evitó a los periodistas este lunes a su llegada a la sede del PSD, donde se celebró una reunión de su partido para analizar la situación.

Aunque ambos candidatos habían proclamado su victoria, Basescu se mostró más prudente, exhortando a sus simpatizantes a esperar "con toda confianza" los resultados oficiales.

En cambio, Geoana, un ex diplomático, fue mucho mas prolífico en sus expresiones, al hablar de "victoria indudable", agradeciendo a Dios e instando a Basescu a proceder a una "democrática transferencia del poder".

Sin embargo, el lunes al alba, el PSD anunciaba un recuento mucho más estrecho, aunque siempre favorable a su candidato.

El Partido Demócrata Liberal (PDL) de Basescu anunció su intención de lanzar "muy rápidamente" negociaciones para formar un ejecutivo.

Según Parvulescu, si el PSD inicia una batalla jurídica para obtener un nuevo recuento de votos, "ello podría durar varios días y naturalmente no favorecería la rápida formación de un gobierno estable para este país".

Semejante situación retrasaría aún más la entrega de préstamos a Rumanía por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), que están condicionados a la formación de un nuevo ejecutivo y a la adopción de un presupuesto riguroso para 2010.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios