Los ex rehenes de las FARC ruegan a Uribe el canje humanitario

  • Reiteran la alerta sobre el grave estado de salud de la ex candidata Ingrid Betancourt

Los rehenes liberados por las FARC exigen al Gobierno de Colombia y a la guerrilla que lleven a cabo un canje humanitario de unos cuarenta secuestrados por medio millar de insurgentes presos, y alertaron sobre el grave estado de salud de la dirigente política Ingrid Betancourt.

En sus testimonios Eladio Pérez, Gloria Polanco, Orlando Beltrán y Eduardo Gechem denunciaron la crueldad del uso del secuestro de inocentes utilizado como arma política y, a la vez, desafiaron al presidente Álvaro Uribe a desmilitarizar una zona para cumplir esa negociación en 45 días.

Pérez calificó a las FARC de "grupo político militar que utiliza prácticas terroristas", y retó a Uribe a demostrar el éxito de su denominada "política de seguridad democrática" despejando dos municipios en la selva y que "después de 45 días las Fuerzas Armadas recuperen ese territorio".

"Estoy pidiendo el acuerdo humanitario, porque el valor se le tiene que dar a la vida, no a un pedazo de tierra", dijo por su parte Gloria Polanco.

La ex parlamentaria, de 49 años, sostuvo que Uribe debe "entender que si no despeja los municipios Pradera y Florida (suroeste), que es lo que pide las FARC, muchos de nuestros compañeros pueden morir en cautiverio".

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) reiteró ayer su oferta de dar atención médica a quienes permanecen secuestrados.

El Gobierno colombiano afirma que, además de 39 rehenes políticos que permanecen en la selva, las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, marxistas) tienen más de 700 personas cautivas para extorsión económica.

"Estamos muy preocupados por las informaciones sobre la salud de Ingrid Betancourt", la ex candidata presidencial francocolombiana, dijo el jefe de la delegación del CICR en Venezuela, Guy Mellet.

"No hablamos solamente de ella, pero estamos haciendo este llamamiento urgente a las FARC porque parece que su estado de salud es muy delicado", dijo Barbara Hintermann, jefe de la delegación en Colombia del CICR.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios