El presidente de Chipre aboga por la reunificación de la isla

  • Dimitris Christofias declaró que está dispuesto a "trabajar duramente" para reavivar el diálogo entre las dos partes, estancado desde 2004

El presidente de Chipre, Dimitris Christofias, dijo el miércoles en Nicosia que acudirá al encuentro con el líder turcochipriota, Mehmet Ali Talat, con "espíritu abierto y buena voluntad" para reabrir el proceso de reunificación de la isla.

En rueda de prensa en el palacio presidencial para informar sobre esta reunión el próximo viernes, bajo los auspicios de la ONU, Christofias declaró que está dispuesto a "trabajar duramente" para reavivar el diálogo entre las dos partes, estancado desde 2004.

Este encuentro, considerado como un sondeo de las posiciones, aclarará en los próximos días la voluntad de ambas partes para reabrir la negociaciones entre las dos comunidades.

Christofias expresó su intención de reanudar los contactos abandonados en julio de 2006, que fueron infructuosos bajo su antecesor Tassos Papadopulos, y precisó: "Éste es el único contacto que tenemos entre las dos comunidades chipriotas, tras los acuerdos de alto nivel del 1977 y 1979".

En julio de 2006, ambos líderes se comprometieron a que la unificación de la isla estuviera basada en una federación de ambas partes de la isla con igualdad política.

"Estamos listos para discutir con un espíritu abierto y trabajar para la aplicación del acuerdo los más pronto posible. Estamos listos para escuchar con mucha atención cuáles son los obstáculos y problemas que, según Talat, no permitieron hasta hoy la aplicación del acuerdo" explicó Christofias.

Agregó que "el problema de Chipre es un problema complejo y difícil de solucionar. Se necesita la colaboración y la voluntad de ambas partes", tras subrayar que "la solución, para que sea viable, debe ser acordada por los mismos chipriotas".

Desde el referéndum popular de 2004 propuesto por el entonces secretario general de la ONU, Kofi Annan, en el que los grecochipriotas rechazaron la reunificación, no ha habido avances en las negociaciones bilaterales sobre esta cuestión.

Al ser preguntado por si la solicitud del fiscal general turco de prohibir el gobernante Partido de la Justicia y del Desarrollo (AKP) podría influir en el proceso de reunificación en Chipre, Christofias manifestó su preocupación por la apertura de este caso judicial.  "Eso nos preocupa no sólo para Chipre, sino para la democracia en Turquía y, sobre todo, para el pueblo turco" dijo el mandatario chipriota.

Los observadores políticos y amplios sectores de la población esperan que, tras el encuentro del día 21, ambos líderes anuncien la apertura de un paso peatonal en el centro de Nicosia, en la calle Lidras, que simboliza la división de la isla.

"Espero que la apertura de la calle Lidras ayude a la comunicación entre las dos comunidades y, sobre todo, a aliviar el dolor de la gente, que tiene el derecho a la paz" concluyó Christofias.

La isla mediterránea fue invadida en 1974 por tropas turcas y en su tercio norte se proclamó en 1983 la República Turca del Norte de Chipre, sólo reconocida por Ankara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios