Un perturbado desata la alerta terrorista en Heathrow

  • Un individuo echó a correr por una de las pistas con una mochila, que la Policía detonó de forma controlada, aunque no encontró nada sospechoso.

Han vuelto a saltar las alarmas terroristas en Londres. En esta ocasión, todo se debió a un individuo que traspasó el perímetro de seguridad de las pistas del Aeropuerto de Heathrow y corrió hacia una de ellas con una mochila a sus espaldas por causas desconocidas. Agentes de Policía lograron interceptarlo, para que perros rastreadores supervisaran la bolsa y, posteriormente, los efectivos forzasen una explosión controlada. Sin embargo, no se halló nada sospechoso en relación a un suceso que para los viajeros se tradujo en significativos retrasos y que ha vuelto a cuestionar la seguridad de un lugar supuestamente bajo gran vigilancia.

Los hechos se iniciaron alrededor de las 14:00, hora local, cuando un hombre de apariencia árabe o asiática se descalzó junto a la valla límite de las pistas de aterrizaje y despegue para escalarla y pasar al otro lado, según declaraciones de testigos a la cadena BBC. Una vez logrado su objetivo, y con una mochila a sus espaldas, echó a correr hacia una de las pistas sin motivo aparente.

Por precaución, la Policía activó el sistema de alarma y se movilizó alrededor de una veintena de vehículos de emergencias y los servicios artificieros. Una vez que el hombre fue apresado, los perros rastreadores olieron la bolsa por si pudiese tratarse de un escondite de explosivos. Aunque los canes no detectaron nada sospechoso, los agentes optaron por efectuar una deflagración controlada que no hizo sino confirmar los primeros indicios, es decir, que no existía sospecha alguna de terrorismo más allá de una acción aparentemente propia de un perturbado.

De hecho, un anterior jefe de seguridad de aeropuertos, Norman Shanks, explicó que ésta no es la primera vez en que se produce un caso similar. Y es que borrachos y dementes obligan periódicamente a actuar a las Fuerzas de Seguridad, aunque de vez en cuando también tienen lugar acciones como la reciente de Greenpeace, en la que varios ecologistas se encaramaron a un avión para protestar por la ampliación del aeropuerto.

Una portavoz de Scotland Yard indicó que el hombre protagonista del día en Heathrow había sido "detenido y se encuentra bajo custodia". Su acción provocó el cierre inicial de la pista 27R y los consecuentes retrasos en varios vuelos, aunque la normalidad pudo ser restablecida horas después.

Para el primer ministro británico, Gordon Brown, todas estas medidas son necesarias. "Estoy satisfecho con todo lo efectuado para mantener intacta la seguridad del aeropuerto de Heathrow", expresó a este respecto, anteponiendo la "protección de los viajeros y la plantilla" de las instalaciones y de cualquier otro aeropuerto.

En este sentido, el experto en seguridad de aviación Chris Yates incidió en que este suceso debería llevar a las autoridades a replantear la verdadera seguridad de Heathrow, más teniendo en cuenta la protesta ecologista de hace unas semanas. Lo cierto es que periódicamente las medidas de seguridad de lugares relevantes del país se ponen en duda, ya que al caso de hoy habría que añadir los ocurridos en el Palacio de Buckingham o el Parlamento, por ejemplo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios