El debate sobre la legalidad de la independencia de Kosovo divide a los países

  • Albania, Alemania, Arabia Saudí y Argentina intervienen ante el tribunal de la ONU

Albania, Arabia Saudí y Alemania se mostraron ayer a favor de la independencia de Kosovo en su intervención en el Tribunal Internacional de Justicia (TIJ), mientras Argentina calificó "completamente ilegal" la secesión de esa provincia de Serbia.

Los argumentos expuestos por los países que apoyaron la declaración de independencia kosovar repitieron algunos de los puntos planteados la víspera por Pristina durante la apertura de las vistas en el TIJ.

Albania resaltó que el Derecho Internacional no regula cuestiones como la secesión de territorios de un Estado, y sostuvo que la declaración de independencia de Kosovo es un asunto que debe circunscribirse a la legislación nacional.

La delegación albana también aprovechó su intervención ante los jueces para denunciar los crímenes de guerra que han sufrido los albaneses de Kosovo -mayoría en la población kosovar- durante el conflicto de los Balcanes.

El otro país musulmán que intervino ayer, Arabia Saudí, defendió la legalidad de la declaración de independencia aduciendo, como sostuvo la delegación de Pristina ante los jueces, que ese paso ha aportado seguridad y estabilidad a la región.

Ese mismo argumento lo expuso Alemania, cuya delegación defendió que los autores de la declaración de independencia fueron "líderes elegidos democráticamente" y no meras instituciones provisionales.

Serbia mantuvo el martes que la secesión de Kosovo en febrero de 2008 fue ilegal porque la proclamó la Asamblea de Gobierno provisional presente en la provincia desde 1999, cuando la ONU decidió, mediante la resolución 1.244, que la administración de esa región serbia pasaba a depender de ella.

Según Serbia, esa resolución no daba al Gobierno provisional de Kosovo -que funcionaba de forma autónoma dentro del territorio serbio- la capacidad para declararse independientes de forma unilateral sin contar con el apoyo de la ONU o el beneplácito de Belgrado.

Argentina suscribió ese argumento y sostuvo que la independencia de Kosovo fue "totalmente ilegal" porque violó la integridad territorial de un Estado, el serbio, principio fundamental del Derecho Internacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios