Un grupo islamista se atribuye el atentado contra el Nevski Express

  • Rebeldes del Cáucaso ruso reivindican el ataque que mató a 26 personas en el tren de lujo

Un grupo islamista del Cáucaso ruso se atribuyó el atentado contra el tren de gran lujo Nevski Express que dejó 26 muertos, informó ayer una página web cercana a los rebeldes, sin que de momento lo hayan confirmado los investigadores.

"El estado mayor del Emirato del Cáucaso" transmitió esta reivindicación a una página web próxima al movimiento: Kavkazcenter.com. "Declaramos que esta acción fue preparada y llevada a cabo en el marco de una serie de operaciones de sabotaje planificada al comienzo del año contra lugares estratégicos en Rusia por orden del emir del Emirato del Cáucaso, Doku Umarov", afirma la carta que dice haber recibido Kavkazcenter.

Umarov es un ex presidente independentista checheno que en 2007 se proclamó emir y jefe de todos los movimientos rebeldes activos en el norte del Cáucaso. Es considerado por las autoridades el enemigo número uno en esta inestable región del sur de Rusia.

"El 27 de noviembre, el grupo especial de sabotaje hizo estallar el tren Nevski Express, que une San Petersburgo y Moscú y es utilizado por altos funcionarios de Rusia", añade la reivindicación.

En su carta, la insurgencia amenaza con continuar con este tipo de ataques mientras Rusia "no cese su política de asesinato de simples musulmanes", en alusión a los presuntos abusos de las fuerzas rusas en el Cáucaso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios