Un informe revela el alto nivel de venta de armas en 2007

  • Aunque el comercio de armas convencionales cayó un ocho% en relación con 2006, las ventas de 2007 representan la segunda cifra más importante de la década, según el Instituto Internacional de Investigación para la Paz (SIPRI)

La venta global de armas se mantuvo en 2007 en un alto nivel impulsada por la importación de Cercano Oriente y Asia, informó en Estocolmo SIPRI, un prestigioso instituto independiente de investigación para la paz.

Aunque el comercio de armas convencionales cayó un ocho% en relación con 2006, las ventas de 2007 representan la segunda cifra más importante de la década, revela el informe del Instituto Internacional de Investigación para la Paz (SIPRI).

Asia acaparó en el período 2003-2007 un 37% de las transacciones globales. China e India se encuentran entre los cinco mayores importadores del mundo, y Rusia es su principal proveedor.  Siguen Europa, con un 25% del comercio mundial, Cercano Oriente (19) y América (nueve).

SIPRI rastreó las ventas desde 1950 hasta fines de 2007 y publicó los resultados de la investigación en una base de datos también accesible desde Internet. El instituto toma períodos de cinco años para evitar fluctuaciones puntuales y no ofrece estimaciones financieras.

Rusia sigue siendo el segundo mayor exportador de armamento, con un 26% de ese sector entre 2003 y 2007. Sólo lo supera Estados Unidos, con un 31%.

Venezuela, que obtiene de Rusia un 90% de sus importaciones, pasó de ocupar el lugar 56 en la lista de 1998-2002 al 24 en la de 2003-2007.

En este periodo, cinco países acumulan un 80% del volumen de exportación mundial de armas: Estados Unidos, Rusia, Alemania, Francia y Gran Bretaña.

Los tres primeros importadores de armamento estadounidense son Corea del Sur, Israel y Emiratos Arabes Unidos.

África es responsable de un seis% del comercio. Argelia, Marruecos, Libia y Túnez suman la tercera parte de ese volumen.

"Dada la consternación internacional por conflictos regionales como los de África, Cercano Oriente y América del Sur, los datos de SIPRI confirman una preocupante falta de moderación de comerciantes e importadores de armamento en estas regiones", analizó Siemon Wezeman, director del proyecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios