El gobierno tibetano exiliado denuncia la muerte de otros 19 manifestantes

  • El lunes finalizó el ultimátum dado por las autoridades chinas a los instigadores de las revueltas para que se entregaran, por lo que ahora la policía busca "casa por casa" a los rebeldes

El gobierno tibetano en el exilio ha denunciado la muerte de 19 personas tiroteadas por la Policía durante protestas de tibetanos en la provincia china de Gansu, en el noroeste del país.

Un portavoz de la Administración Central Tibetana, con sede en el norte de la India, dijo a Efe que han recibido informes confirmados de que 19 manifestantes han muerto a causa de los disparos de agentes de la Policía en la zona de Machu.

Asimismo, precisó que en las protestas, que desde el pasado diez marzo protagonizan monjes budistas y tibetanos, son "manifestaciones pacíficas contra el Gobierno de China" y no incluyen "disturbios".

Esas manifestaciones se iniciaron para recordar el aniversario de la fracasada rebelión tibetana contra el mandato chino en 1959, que causó la huida al exilio del Dalai Lama.

En la ciudad de Lhasa, tanques y vehículos militares patrullan las calles y se están produciendo detenciones "arbitrarias", según un comunicado del Ejecutivo tibetano, acogido en la ciudad septentrional india de Dharamsala.

En esa ciudad, el pasado viernes las manifestaciones de tibetanos desembocaron en unos disturbios que fueron reprimidos por la Policía china y que acabaron con la vida de 80 personas, según una fuente citada por las autoridades tibetanas.

Sin embargo, el Gobierno de Pekín cifra en trece el número de víctimas mortales en esos sucesos.

Esta madrugada finalizó el ultimátum dado por las autoridades chinas a los instigadores de las revueltas para que se entregaran, por lo que ahora la policía busca "casa por casa" a los rebeldes, según informaron grupos críticos con Pekín en el extranjero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios