Cuatro detenidos por la muerte del ex presidente chileno Frei

  • Se confirman las sospechas de que el ex mandatario fue asesinado por pinochetistas

La Justicia chilena procesó y ordenó la detención de cuatro personas por presunta responsabilidad en la muerte del ex presidente Eduardo Frei Montalva, a comienzos de 1982, informaron fuentes judiciales.

La decisión judicial fue tomada tras una serie de diligencias efectuadas la semana pasada por el juez Alejandro Madrid y se produce a seis días de las elecciones del próximo domingo en las que el senador Eduardo Frei Tuiz-Tagle, hijo del fallecido y también ex presidente (1994-2000), es el candidato de la coalición oficialista, la Concertación.

Eduardo Frei Montalva, que gobernó Chile entre 1964 y 1970, fue sometido a fines de 1981 a una cirugía menor, a causa de una hernia, en la Clínica Santa María de Santiago, pero tras la intervención su condición empeoró hasta fallecer el viernes 22 de enero de 1982 a los 71 años.

Oficialmente, el fallecimiento fue atribuido en principio a una infección bacteriana que habría originado una peritonitis aguda, pero la investigación judicial apunta a que Frei, que murió cuando lideraba la incipiente oposición a la dictadura, murió envenenado.

Los procesados son los médicos Patricio Silva Garín y Pedro Valdivia Soto, el funcionario civil del Ejército y en su día agente de organismos represivos Raúl Lillo, y Luis Becerra, un antiguo chófer del ex mandatario que en realidad era un colaborador de la policía secreta, precisaron las fuentes.

Silva Garín es actualmente coronel retirado del Servicio de Sanidad del Ejército y dirige el departamento financiero del Hospital Militar, mientras Valdivia Soto fue médico de la DINA, la policía secreta de la dictadura de Pinochet.

Lillo es un funcionario civil del Ejército que trabajó sucesivamente como agente de la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional), la CNI (Central Nacional de Informaciones) y la DINE (Dirección de Inteligencia del Ejército).

Según las fuentes, era uno de los encargados de la CNI de espiar a la Democracia Cristiana y como tal fue quien reclutó a Luis Becerra para que le informara sobre las actividadespolíticas que estaba llevando a cabo el ex mandatario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios