El chavismo convoca elecciones el 22 de abril sin saber si la oposición participará

  • El rechazo del Gobierno a aceptar las propuestas de la coalición opositora provocan un "receso indefinido" en el proceso de diálogo

  • Los candidatos tienen hasta el día 26 para inscribirse

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, baila durante un acto político celebrado el miércoles en Caracas. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, baila durante un acto político celebrado el miércoles en Caracas.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, baila durante un acto político celebrado el miércoles en Caracas. / miguel gutiérrez / efe

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela convocó el miércoles para el 22 de abril los comicios presidenciales en los que el jefe de Estado, Nicolás Maduro, buscará la reelección, mientras que la oposición no ha decidido aún si participará en ellos.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, informó de que la campaña electoral durará 16 días, a partir del 2 de abril, para finalizar, como de costumbre en el país, tres días antes de la votación. Indicó que las candidaturas se presentarán primero por internet del 24 al 26 de febrero y entonces se abrirá un plazo de 48 horas para cumplimentar los requisitos que les darán soporte definitivo.

Lucena lamentó que el Gobierno y la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no hayan firmado un acuerdo en el proceso de diálogo que arrancó en diciembre en Santo Domingo y que el miércoles entró en "receso indefinido", según el presidente de República Dominicana, Danilo Medina.

Sin embargo, la rectora agradeció su labor al ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero y a los países acompañantes de este proceso, que buscaba, entre otras cosas, acordar una fecha para las presidenciales, así como garantías para la cita electoral.

La MUD entregó el miércoles a los observadores del diálogo una propuesta final en la que exige por escrito que se levanten las inhabilitaciones políticas al dos veces candidato presidencial Henrique Capriles y a Leopoldo López, dirigente opositor bajo arresto domiciliario. El antichavismo no firmó un documento que el oficialismo rubricó el martes y que contemplaba sólo algunas de sus exigencias.

En la propuesta opositora, que era una condición para firmar el acuerdo, se pedía legalizar en 48 horas a las formaciones Primero Justicia (PJ), Voluntad Popular (VP) y la MUD, después de que las tres organizaciones fueran anuladas por decisiones del CNE y del Tribunal Supremo de Justicia.

La MUD exige la apertura del registro electoral en un vasto número de puntos dentro y fuera del país, y la presencia de delegados del chavismo y la oposición en cada comisión de trabajo del CNE, un ente del que desconfía.

La prohibición del voto asistido y del proselitismo político alrededor de los centros de votación el día de las presidenciales, así como el uso de la tinta indeleble para identificar a quienes voten, eran otras exigencias del antichavismo.

Medina informó que su homólogo venezolano se negó a firmar otro documento que no sea el suscrito el martes por sus representantes, en el que se indicaba que las presidenciales se harían el 22 de abril y se pedía el compromiso de la MUD a aceptar los resultados "sean cuales fueren".

Maduro encabezó este miércoles un acto político en Caracas en el que firmó el documento rechazado por la oposición.

Por su parte, el diputado opositor Julio Borges dijo ayer que "no están dadas las condiciones" para celebrar las elecciones el 22 de abril y anunció una "gira internacional" para denunciar la "grave crisis política y social" del país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios