Un mafioso arrepentido relaciona a Berlusconi con la Cosa Nostra

  • Spatuzza revela que un jefe de la mafia siciliana le habló del primer ministro en los 90: "Gracias a la seriedad de estas personas tenemos al país en nuestras manos"

El ex mafioso Gaspare Spatuzza relacionó ayer al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, con la hegemonía de la Cosa Nostra, la mafia siciliana, en los 90, durante la audiencia celebrada en Turín y que fue retransmitida en directo por varios medios de comunicación.

Según el asesino confeso Spatuzza, Giuseppe Graviano, uno de los jefes de la Cosa Nostra, le habló de Berlusconi en 1994. "Graviano me dijo que todo lo que habíamos obtenido fue gracias a la seriedad de las personas que habían llevado adelante esta historia".

Según Spatuzza, que reconoció haber sido condenado por seis atentados y 40 homicidios, el jefe de la mafia "mencionó los nombres de dos sujetos". Del entonces empresario Berlusconi, "Graviano me dijo que era el de Canale 5", y sobre el segundo individuo agregó: "En medio hay un paisano nuestro, Dell'Utri", en referencia al senador del Partido del Pueblo de la Libertad (PDL), ya condenado en primera instancia a nueve años de cárcel por asociación mafiosa.

"Gracias a la seriedad de estas personas tenemos al país prácticamente en nuestras manos", aseguró que le dijo Graziano en una reunión en 1994 en el bar Doney de Via Veneto, de Roma.

El colaborador de la Justicia se refirió a los atentados perpetrados en 1993 en Florencia, Milán y Roma, que describió como "anómalos" dentro de la estrategia de sangre de la Cosa Nostra, aunque Graviano le explicó que "está bien que sumemos unos cuantos muertos, así quien tenga que moverse ya espabilará".

También responsabilizó a Cosa Nostra de los atentados en los que fueron asesinados los jueces antimafia Paolo Borsellino y Giovanni Falcone en 1992 "porque eran nuestros enemigos".

"La Cosa Nostra es una asociación mafioso-terrorista", dijo. "La defino así porque en 1992 nos metimos en un terreno que no nos pertenecía, me refiero al atentado de Florencia, donde murió la pequeña Nadia (además de otras cuatro personas)", y "al atentado de Costanzo", dijo en referencia a la bomba colocada en un teatro de Roma donde actuaba uno de los presentadores más importantes de la televisión italiana, Maurizio Costanzo.

Narró asimismo que en 2004, cuando estaban en la cárcel de Tolmezzo, habló con Filippo Graviano de la posibilidad de separarse de la Cosa Nostra. "Él me dijo: 'No nos interesa la disociación porque todo tiene que llegar de la política, que debe hacer las leyes".

El ex mafioso, que pidió perdón por todos sus asesinatos, dijo que abrazó el catolicismo en la cárcel y que se encontró en una encrucijada: elegir a Dios o a Cosa Nostra, y se decantó por el primero.

Spatuzza, brazo derecho de los jefes de la Cosa Nostra, Giuseppe y Filippo Graviano, del llamado clan de Brancaccio, compareció por primera vez para dar su testimonio en el juicio en apelación contra Marcello Dell'Utri.

El ex mafioso, sicario del clan Brancaccio, es interrogado por motivos de seguridad en Turín por los jueces del Tribunal de Apelación de Palermo, que se ocupan del juicio al cofundador de Forza Italia y ahora senador de la nueva formación de Il Cavaliere, PDL.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios