Varios policías matan a un joven negro en EEUU al confundir su iPhone con un arma

  • Los agentes dispararon 20 veces al joven en el jardín de su abuela en California

Un afroamericano desarmado de 22 años fue abatido a tiros en el jardín de su abuela, en California, por la Policía, que confundió el iPhone que sostenía en su mano con un arma, informaron este jueves medios estadounidenses como The Washington Post.

La Policía afirmó que partía de la base de que tenía un arma. Sin embargo, al lado del cuerpo de la víctima se encontró apenas un iPhone blanco. En total, la Policía disparó 20 veces.

La muerte se produjo el domingo por la noche, aunque los medios estadounidenses no informaron hasta este jueves sobre el caso. Dos policías respondieron a una llamada de emergencia según el cual un hombre había destrozado varios cristales de automóviles y se había escondido en un jardín.

El miércoles se difundió el material de las cámaras que llevan adosadas a sus cuerpos los policías, así como las tomas aéreas del helicóptero. Allí se ve cómo los hombres abren fuego contra el afroamericano sin avisar de que son policías.

En EEUU se debate desde hace tiempo acerca de la violencia policial contra los afroamericanos. Una y otra vez hay inquietud por casos en los que afroamericanos desarmados son abatidos por policías. Desde hace algunos años hay un movimiento de protesta nacional bajo el lema Black Lives Matter.

Por otro lado, el principal sospechoso de los ataques con explosivos de los últimos días en Austin (Texas), Mark Anthony Conditt, dejó una confesión grabada en un vídeo antes de morir, informaron este jueves las autoridades locales.

El jefe de la Policía de Austin, Brian Manley, dijo en rueda de prensa que Conditt no hizo alusión "en ningún momento" del vídeo a motivaciones de odio o terrorismo. Bajo el punto de vista del atacante, las bombas serían "el grito que un joven debe hacer para afrontar los retos de un hombre en la vida".

En el vídeo, que dura unos 25 minutos y que Conditt grabó la noche del martes, también proporcionaría detalles sobre cómo elaboró "siete bombas" con un mismo mecanismo, así como las diferencias entre cada una de ellas.

Manley lanzó un mensaje tranquilizador al explicar que las siete bombas de las que habla Conditt están localizadas: cinco estallaron, provocando la muerte de dos personas; una fue interceptada antes de explotar y con la última se quitó la vida la madrugada del miércoles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios