Unidades internacionales toman el control del edificio del tribunal en Mitrovica

  • El edificio había sido atacado por un millar de serbios en protesta contra la independencia de Kosovo, en una acción que se saldó con varios heridos y 53 detenidos

Unidades de la policía de las Naciones Unidas en Kosovo (UNMIK), con el apoyo de fuerzas de la OTAN, controlaron el lunes el edificio de un tribunal en el norte de la ciudad dividida de Mitrovica, atacado por un millar de serbios, en una acción que se saldó con varios heridos y 53 detenidos.

Un grupo de serbios ocupó la madrugada del lunes, de nuevo, el edificio judicial en esta ciudad en protesta contra la independencia de Kosovo, proclamada el 17 de febrero pasado.

Según comunicó a Efe un portavoz policial, 53 personas fueron detenidas después de que intervinieran un gran número de policías y soldados de la OTAN, que tuvieron que recurrir a gases lacrimógenos para dispersas a las masas.

Confirmó que resultaron heridos tres policías y ocho soldados de la OTAN, así como posiblemente dos soldados de las unidades internacionales de la KFOR, aunque añadió que la situación se halla bajo control.

El director del hospital del norte de Kosovska Mitrovica, Vladimir Adzic, dijo el lunes a la agencia serbia Tanjug que "una decena" de serbios heridos fueron atendidos la mañana del lunes, pero que ninguno corre peligro de muerte.

"Los pacientes recibidos fueron lesionados por gases lacrimógenos y artefactos explosivos. Uno de los pacientes tenía pedazos de bomba por todo el cuerpo", dijo Azdzic.

Tanjug aseguró también que los serbios que protestan en Kosovska Mitrovica liberaron la mañana del lunes a una veintena de serbios, empleados de Justicia, que en la acción de las UNMIK habían sido detenidos y eran trasladados en vehículos de esa fuerza de las Naciones Unidas.

La acción de "liberación" fue realizada, según la citada fuente, "cuando tres automóviles de policía salieron del área del tribunal para llevar a los detenidos a otro lugar", pero no explica otros detalles.

Desde Belgrado, el ministro de Serbia para Kosovo, Slobodan Samardzic, informó el lunes, según Tanjug, de que ha demandado de las UNMIK la "inmediata puesta en libertad" de los serbios detenidos.

Samardzic dijo que la operación efectuada por las UNMIK era "inadmisible" y estaba "fuera de todos los modos civilizados de comportamiento en situaciones de crisis", tanto más porque él, según dijo, ofreció la noche del domingo en Kosovo al subjefe de las UNMIK, Lary Rosin, una solución de compromiso para la crisis.  "A pesar de ello, realizaron esta acción violenta y provocaron a la población, de modo que se produjeron los desordenes", comentó.

Evaluó que unos 33 jueces o juristas serbios fueron detenidos y llevados por las UNMIK a Pristina.

El representante especial de la ONU para la región, Joachim Rücker, había pedido el apoyo policial el viernes, pero las fuerzas de seguridad prefirieron negociar un acuerdo pacífico con los líderes de la minoría étnica, que se niega a aceptar la soberanía kosovar.

Antes de que actuaran los agentes de seguridad, varios cientos de soldados franceses, que habían acordonado la zona del tribunal, fueron atacados con piedras y artículos pirotécnicos por grupos de jóvenes.

La misión de la ONU en Kosovo, que sigue controlando oficialmente la zona, calificó la ocupación del edificio de un acto criminal. El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, que también estaba en Kosovo el viernes, habló de "un acto dirigido contra la ONU, contra la comunidad internacional".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios