Tadic disuelve el Parlamento serbio y convoca elecciones anticipadas

  • El Gobierno fracasó por las diferencias entre los socios de la coalición sobre si vincular la proclamación de la independencia de Kosovo y el proceso de acercamiento de Serbia a la Unión Europea

El presidente de Serbia, Boris Tadic, disolvió el jueves el Parlamento y convocó para el 11 de mayo próximo las elecciones parlamentarias anticipadas, a petición del Gobierno, sumido en una crisis insalvable.

El Gobierno fracasó por las diferencias entre los socios de la coalición sobre si vincular la proclamación de la independencia de Kosovo y el proceso de acercamiento de Serbia a la Unión Europea (UE).

La crisis surgió por la independencia unilateral de Kosovo, declarada en Pristina el pasado 17 de febrero, y su reconocimiento por EEUU y numerosos países de la UE.

"Las elecciones son una vía democrática para que los ciudadanos se pronuncien sobre cómo Serbia debe desarrollarse en los años venideros", dijo Tadic en un comunicado emitido por la oficina de prensa presidencial.

"Esta es una nueva oportunidad para reforzar nuestra capacidad para defender la soberanía y la integridad territorial del país, para reforzar nuestra perspectiva económica a través del proceso de las integraciones europeas, para confirmar la capacidad democrática de la sociedad y cambiar las cosas para mejor", agregó.

El presidente instó a "una campaña justa y correcta, que transcurra en un ambiente de calma y democrático".

Las elecciones parlamentarias en Serbia coincidirán con las municipales, convocadas hace unos meses.

El Gobierno encabezado por el primer ministro, Vojislav Kostunica, admitió el pasado lunes que ya no podía llevar a cabo ni establecer la política del país de una manera unificada y común, y propuso elecciones anticipadas como una salida a esa situación.

Según Kostunica, la crisis gubernamental se agravó porque los socios de la coalición en el Gobierno, que comparte con el Partido Democrático (DS) de Tadic, ya no tenían una política única sobre Kosovo.

Indicó que las diferencias surgieron en torno a si Serbia debía ir a la UE "con Kosovo o sin Kosovo", y que "no ha habido voluntad para decir con claridad que ese país puede proseguir hacia la Unión sólo con Kosovo".

La persistente crisis culminó la semana pasada, después de que el opositor y ultraconservador Partido Radical Serbio (SRS) propusiera al Parlamento una resolución para que Serbia no negocie con la UE su ingreso si Bruselas no confirma la integridad territorial de Serbia, con Kosovo como parte integrante.

Kostunica anunció su apoyo a la propuesta, pero Tadic se opuso de inmediato por considerar que no tenía como objetivo defender la integridad de Serbia, sino usar Kosovo como pretexto para alejar al país de su senda europeísta.

Según Tadic, sólo una posición reforzada de Serbia en la UE puede aumentar la capacidad de Belgrado de defender su integridad territorial con Kosovo integrado.

Algunos analistas opinan que las elecciones anticipadas podrían convertirse en un referéndum sobre si Serbia quiere permanecer en la vía europeísta.

Serbia considera la soberanía de Kosovo una violación flagrante del derecho internacional y anunció una lucha diplomática y política para recuperarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios