Siria tuvo un papel decisivo en la liberación de la profesora francesa detenida en Irán

  • El régimen de Damasco multiplica sus gestos de buena voluntad hacia Occidente

Desde su retorno a la escena internacional promovido por París el año pasado, Siria multiplica sus gestos de buena voluntad, como en el caso de Clotilde Reiss, con la esperanza de una rehabilitación completa que incluya el levantamiento de las sanciones estadounidenses.

"Siria ha salido de su aislamiento político y desde este momento asistimos a una especie de hoja de ruta para una mejora de las relaciones entre este país y Occidente", opina el analista Riad Qahwaji, desde Dubai.

Francia y Estados Unidos, sobre todo, han multiplicado sus gestos de apertura hacia Siria con la convicción de que Damasco podría aportar una contribución importante a la búsqueda de soluciones en Iraq, Líbano y en el conflicto palestino-israelí.

La Presidencia francesa rindió el lunes un homenaje dirigido a Damasco al subrayar que Nicolas Sarkozy agradecía "a los países de la Unión Europea (UE) y a otros países amigos, como Siria" la ayuda en la liberación bajo fianza de la universitaria francesa Clotilde Reiss, que estaba detenida en Irán desde el 1 de julio.

El acercamiento de Francia hacia Siria se inició el 14 de julio de 2008, cuando Nicolas Sarkozy recibió al presidente sirio Bachar al Asad con todos los honores en París.Con la llegada de Obama a la Casa Blanca, se multiplicaron las visitas a Damasco de los responsables estadounidenses.

"El estilo Obama es distinto, pero las demandas estadounidenses son las mismas", explica Qahwaji, director del Instituto de Oriente Próximo y el Golfo para los análisis militares (Inegma). Según él, Iraq está a la "cabeza de las prioridades" de Washington.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios