Sarkozy quiere sellar una nueva "entente amistosa" con el Reino Unido

  • "El eje París-Berlín es fundamental, pero no es suficiente", asegura el presidente galo en la BBC

Comentarios 3

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, quiere sellar con el Reino Unido una nueva "entente amistosa" y no reducir la política europea de Francia al eje franco-alemán. "El eje París-Berlín es fundamental, pero no es suficiente", sostiene el jefe del Estado galo en una entrevista concedida a la BBC con motivo de su primera visita de Estado al Reino Unido. "Quiero una nueva fraternidad franco-británica", insiste.

El líder francés quiere trabajar "mano a mano" con los británicos en economía, inmigración, seguridad y defensa y anima al Reino Unido a participar en la construcción europea "desde dentro". "Europa tiene necesidad de los ingleses", dice. "¿Quién puede pensar que se puede construir la Europa de mañana sin Reino Unido?", se pregunta.

Sarkozy multiplica los mensajes dirigidos a los euroescépticos en pleno proceso de ratificación del Tratado de Lisboa. "La gente quiere otra Europa y nosotros estamos construyéndola gracias al tratado simplificado que hemos adoptado. Ayudadnos a construir esta Europa diferente", resalta.

Adelanta que la prioridad de la presidencia francesa de la Unión Europea que el país asumirá a partir del 1 de julio será, en primer lugar, un pacto europeo por la inmigración, la lucha contra el terrorismo, la protección del planeta y la necesidad de regular la economía de mercado, la transparencia financiera y moralizar el capitalismo financiero. "Trabajemos juntos, seremos mucho más fuertes", asegura.

También apuesta por trabajar "mano a mano" con Londres en materia de Defensa, dado que los dos países son potencias nucleares, miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y comparten la misma visión de la necesidad de reformar las instituciones internacionales.

En la entrevista, Sarkozy apunta también la posibilidad de enviar más soldados franceses a Afganistán."¿Nos podemos permitir perder Afganistán? La respuesta es no", argumenta el presidente galo, que deja claro que Francia permanecerá en el país y apuesta por una nueva estrategia que deposite más confianza en los afganos. "Si se reúnen las condiciones, ¿por qué no ir en mayor número?, se pregunta, dando a entender un próximo refuerzo del contingente francés en Afganistán. CUMBRE BILATERAL

Sarkozy planteará a su homólogo británico, durante la cumbre bilateral que tendrá lugar mañana en Londres, sentar las bases para un trabajo conjunto en materia de defensa que permita unir a las industrias armamentísticas de ambos países, gastar menos y ser más eficaces.

El presidente galo quiere también unir a Londres a su proyecto de pacto europeo de inmigración y, en el plano económico, actuar juntos para facilitar la subida del dólar o que las agencias de notación tengan reglas de transparencia más estrictas. Sarkozy pretende, asimismo, contar con la colaboración británica para adaptar las instituciones internacionales a los retos del siglo XXI.

La cumbre franco-británica, la primera desde que Sarkozy y Brown llegaron al poder el año pasado, tendrá como principal asunto la crisis financiera internacional, ámbito en el que está previsto que ambos hagan un llamamiento al sistema bancario para que arroje luz sobre las pérdidas reales provocadas por la crisis de las hipotecas 'basura' y avise a tiempo de los posibles riesgos para la economía internacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios