Raúl Castro da un nuevo paso: hoteles abiertos a cubanos

  • Hasta ahora, los hoteles estaban reservados a turistas extranjeros

Comentarios 16

El presidente Raúl Castro avanzó este lunes un nuevo paso en su política de cambios graduales, al permitir libre acceso de los cubanos a los hoteles, hasta ahora reservados a turistas extranjeros.

"Sí, recibimos esa orientación y ya está vigente", dijo telefónicamente a la AFP un empleado de carpeta del hotel Copacabana la noche del domingo, en La Habana, al igual que una empleada del hotel Riviera, quien agregó que "esa orientación está vigente desde el domingo"·

Se trata de instalaciones reservadas a los extranjeros, la mayoría construidas en los últimos 15 años, que desde 1993 comenzaron a cobrar sus servicios en divisas, para encarar la crisis económica que enfrentó el país tras la desaparición del bloque soviético y el refuerzo del embargo norteamericano.

También lo confirmaron los hoteles Nacional, Victoria, Presidente y Meliá-Habana.

Sin embargo, los medios de comunicación cubanos no han informado al respecto hasta el momento.

Los cubanos con divisas podían utilizar servicios de los hoteles como restaurantes, cafeterías, tiendas, gimnasios, pero no hospedarse, medida que se justificó durante años por la escasez de habitaciones, y alegando que rompía con la igualdad social.

Cuba recibe más de dos millones de turistas extranjeros anualmente, en una industria con recaudaciones brutas superiores a los 2.000 millones de dólares.

En los últimos años, se permitió el hospedaje de parejas en luna de miel, trabajadores y estudiantes destacados, que llegaron a sumar 750.000 en 2006, a un costo de 57 millones de dólares.

Raúl Castro, de 76 años, sustituyó durante 19 meses a Fidel (81) en la presidencia, debido a una enfermedad intestinal de su hermano, hasta que en febrero pasado fue electo mandatario por el Parlamento.

En este lapso, el ex ministro de las Fuerzas Armadas abrió un amplio debate social sobre los problemas nacionales, anunció cambios en la economía, incluso estructurales, y se pronunció contra el exceso de prohibiciones y limitaciones que pesan sobre los cubanos.

El 24 de febrero, al asumir la presidencia por cinco años, dijo que las primeras prohibiciones serían derogadas "en las próximas semanas".

El pasado viernes, un comunicado de la empresa cubano-italiana ETECSA, que cuenta con el monopolio de la telefonía en la isla, anunció que en los próximos días los cubanos podrán contratar teléfonos celulares, una posibilidad reservada sólo a extranjeros y funcionarios de empresas estatales.

Sin embargo, la tenencia de esos aparatos no estaba prohibida, por lo que muchos extranjeros los contrataban a su nombre, incluían a un amigo cubano en el contrato, quien quedaba como apoderado, y en la práctica como propietario del aparato.

Un documento del Ministerio de Comercio Interior, al que AFP tuvo acceso hace una semana, anunció también la autorización de venta de computadoras, dvd, videos, hornos microwaves y otros aparatos, hasta ahora restringidos a extranjeros.

Esa prohibición, que cesará el martes, tuvo como fundamento la crisis energética que sufrió la isla entre 2003 y 2006, la cual se considera ya superada.

También se espera flexibilización en los trámites migratorios, y la autorización de compraventa de autos, según rumores muy propagados.

Todos esos cambios, y otros que ya han comenzado en la agricultura, en busca de incrementar la producción de alimentos, se realizan "dentro del socialismo", han advertido las autoridades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios