Polonia tiene cada vez más dudas sobre el escudo antimisiles

  • Varsovia asegura que no ha recibido garantías de seguridad por parte de EEUU

El primer ministro polaco, Donald Tusk, anunció ayer que Polonia no aceptará albergar elementos del escudo antimisiles de EEUU mientras no se le compense adecuadamente, lo que convierte a Lituania en alternativa para este plan. "La oferta de Estados Unidos ha sido hasta ahora insuficiente, porque no garantiza nuestra seguridad si nos convertimos en sede de su sistema balístico", explicó Tusk en rueda de prensa, al tiempo que lamentó la falta de acuerdo tras un año de negociaciones, aunque se mostró abierto a recibir nuevas propuestas.

"Queremos seguir conversando con EEUU y esperamos una respuesta a estas exigencias sobre seguridad", añadió el dirigente polaco, que considera que las negociaciones aún no han llegado a su fin.

Tras las declaraciones de Tusk, todo apunta a que cada vez es menos probable que Polonia sea la sede del escudo antimisiles norteamericano, después de unas negociaciones en las que Washington no ha conseguido satisfacer las demandas de seguridad de Varsovia, que se traducen en importantes compensaciones militares a cambio de su aceptación. "Nuestro objetivo en la negociación siempre ha sido la seguridad de nuestro país. Ésta es la prioridad", aseguró el primer ministro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios