Mueren en un bombardeo el "número dos" de las FARC y otros 16 rebeldes

  • El dirigente rebelde "Raúl Reyes", portavoz de las FARC y considerado el "número dos" de esa guerrilla, murió hoy junto a otros 16 rebeldes en una operación militar colombiana llevada a cabo contra su base establecida en territorio de Ecuador.

Comentarios 3

"Es el golpe más contundente que se le ha dado a este grupo terrorista hasta el momento", afirmó el ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, al informar en Bogotá de la muerte del jefe insurgente, una de las figuras más prominentes de las FARC.

El dirigente guerrillero, de unos 60 años, más de la mitad de ellos en la lucha armada, es el primero del Secretariado (mando central) de la principal organización insurgente colombiana que muere en una acción militar.

Siete hombres componen el Secretariado del Estado Mayor Central de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que encabeza el septuagenario Pedro Antonio Marín ("Manuel Marulanda Vélez" o "Tirofijo").

Marín fundó las FARC en 1964 junto a un puñado de campesinos, entre ellos "Jacobo Arenas", alias de Luis Morantes, ideólogo de la organización hasta agosto de 1990 cuando murió víctima de una crisis cardiaca.

El de Morantes ha sido el primer caso de fallecimiento por causas naturales de un mando de ese grupo insurgente marxista, con unos 17.000 combatientes y que de 1999 a 2002 mantuvo un proceso de paz con el Gobierno en el que "Raúl Reyes" fue figura central, diálogo que terminó en fracaso.

Santos explicó que "Raúl Reyes" y los otros guerrilleros perdieron la vida en un bombardeo de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) contra un campamento de los rebeldes en territorio ecuatoriano.

La base estaba al otro lado del río internacional del Putumayo, a menos de 1.800 metros de la línea fronteriza sureña de Colombia con el país vecino, dijo el titular de Defensa, quien indicó que el presidente Álvaro Uribe se comunicó por teléfono con su homólogo de Ecuador, Rafael Correa, "para informarlo de la situación".

En una reunión con la prensa, Santos explicó que la operación comenzó hacia las 00.25 hora local (05.25 GMT) con un bombardeo contra una base insurgente establecida en Granada, paraje de la frontera sur de Colombia con Ecuador al que "Raúl Reyes" debía dirigirse "en la noche del 29 de febrero".

La campaña fue seguida por un desembarco de tropas militares y policiales movilizadas a la zona en helicópteros, según los detalles del desarrollo de esta redada facilitados en Bogotá.

Las unidades, dijo Santos, fueron atacadas "desde un campamento de las FARC ubicado en el lado ecuatoriano", en el sitio Santa Rosa, y en el intercambio murió un soldado, que Santos identificó como Carlos Hernández León.

Según el informe militar de la operación, la Fuerza Aérea recibió las coordenadas del lugar y "procedió a atacar el campamento desde el lado colombiano, teniendo siempre en cuenta la orden de no violar el espacio aéreo ecuatoriano",

"Una vez bombardeado el campamento, se ordenó que fuerzas colombianas entraran (en Ecuador) para asegurar el área y poder neutralizar al enemigo", dijo Santos, e indicó que "se le pidió además a la policía que la mantuviera asegurada hasta que llegaran las autoridades ecuatorianas".

Mientras, los cadáveres de "Raúl Reyes" y de Conrado fueron trasladados a Colombia, lo que se hizo, según el ministro de Defensa, "para evitar que las FARC intentaran recuperarlos".

"Es un golpe muy doloroso para las FARC", expresó el abogado Camilo Gómez, quien como comisionado de Paz lideró el equipo gubernamental en el reciente proceso de paz con los rebeldes.

Para Gómez, "la moral de los guerrilleros debe verse muy afectada" con la muerte de "Raúl Reyes", cuyo último registro fílmico data de mediados de septiembre pasado, cuando recibió en la selva a la congresista opositora colombiana Piedad Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios