May intenta unificar a su Gabinete para afrontar la negociación sobre el 'Brexit'

Las fricciones en el seno del Gobierno conservador británico sobre cómo encarar el Brexit sitúan en una posición frágil a la primera ministra, Theresa May, que desde ayer afronta reuniones internas con su Gabinete para consensuar los aspectos clave de la negociación.

Las filas tories continúan divididas por la ausencia de consenso sobre qué "líneas rojas" debe establecer el Ejecutivo en el próximo tramo negociador con Bruselas, previsto para después de marzo, donde ambas partes deben definir su futura relación comercial.

Acerca de esas cuestiones versarán esas reuniones potencialmente decisivas, que May celebró ayer y hoy con el llamado "comité de guerra del Brexit" -varios miembros del Ejecutivo-, centrados en dar forma al modelo comercial futuro al que aspira el país con los 27.

Los medios locales lamentan la "guerra civil" que enfrenta a las distintas facciones de ese partido y apuntan a una posible conspiración de miembros del ala pro Brexit para derribar el mandato de May, en favor del titular de Exteriores, Boris Johnson.

En este punto, la premier batalla en una encrucijada que le plantean los tories que abogan por negociar a favor de la continuidad en el mercado único y la unión aduanera, y los que claman por un corte radical o Brexit duro con los 27. Estos últimos han sido el "mayor desafío" para todos los líderes conservadores desde Margaret Thatcher, llevándose por delante a John Major y a David Cameron, asegura Nicholas Wright, experto en Política Comunitaria de la University College London.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios