"Llamo a los venezolanos a no caer en el juego perverso del presidente Chávez"

  • El antiguo compañero de armas del mandatario cree que éste intenta aprovecharse de la actual crisis para recuperar el apoyo popular que ha perdido

Quien fuera el principal aliado militar del presidente Hugo Chávez, el general Raúl Baduel, considera que la actual crisis diplomática y crecientemente militar con Colombia es una estrategia de Chávez para recuperar el apoyo popular que, según él, ha venido perdiendo. Hasta julio de 2007 Baduel fue ministro de Defensa del presidente Chávez y, hasta esa fecha, también fue su principal aliado militar, pero rompió el vínculo al oponerse al proyecto de reforma constitucional que finalmente fue derrotado en el referéndum de diciembre pasado. En abril de 2004, Baduel fue considerado el artífice del regreso al poder de Chávez, al contrarrestar el golpe de Estado que lo sacó brevemente del poder. Baduel considera que Venezuela no debió reaccionar a un incidente fronterizo en otro país por la muerte de un líder guerrillero colombiano y que la solución debe quedar en manos de los organismos multilaterales.

-¿Está Venezuela en riesgo de un enfrentamiento militar con Colombia?

-La forma en la que se han dado las instrucciones a la Fuerza Armada evidencia un fin evidentemente político y deja clara la pretensión del presidente Chávez de presentar a Colombia como un enemigo y, de esa manera, apelar al expediente del nacionalismo para recuperar el apoyo popular tan sensiblemente disminuido después de los resultados del 2 de diciembre pasado. Pero ha habido una violación de soberanía por parte de Colombia en territorio ecuatoriano y Venezuela dice tener razones para temer que algo similar pueda producirse en su territorio. Cuando vemos cómo se han impartido las órdenes, eso deja en evidencia que la intención es política del presidente Chávez. Podríamos estar en presencia de los supuestos que establece el Código Orgánico de Justicia Militar o delitos contra la seguridad de la Fuerza Armada, porque está claramente señalado que revelar aspectos relativos al dispositivo, composición, fuerza, movilizaciones o planes del componente armado de la nación está tipificado como delito.

-¿Usted se refiere al anuncio que hizo en público el presidente Chávez el domingo pasado, ordenando el desplazamiento de blindados y la aviación militar?

-Efectivamente, esos no son los canales. En un caso de esta naturaleza pueden verse comprometidos los intereses supremos de la nación y, por tanto, eso no puede ser tema de un reality show. Una decisión compulsiva como que se me ocurrió en ese momento y vamos a tomarla. Como si se tratase de la producción de una película.

-¿Sugiere que eso podría presentarse como una causa en contra del presidente?

-Lamentablemente, ya hemos visto cuán genuflexo es el poder judicial en nuestro país (...) Indudablemente, podrían agotarse los extremos y las personas que tienen la responsabilidad, por haber dado estas órdenes, podrían entrar en los supuestos establecidos por el Código de Justicia Militar. -¿Usted está convocando a la Fuerza Armada a que desconozca una orden presidencial? -No. En ningún caso he estado incitando al Ejército a que quebrante los preceptos de obediencia, subordinación y disciplina. Me debo un respeto sacramental a la institución y por eso aduzco que debemos ser extremadamente cuidadosos cuando el empleo de las Fuerzas Armadas se refiere. Tengo contactos informales con muchos compañeros y compañeras en situación de retiro y puedo percibir la angustia, el estupor, la confusión que causa una orden de esta naturaleza.

-Pero, en última instancia, el comandante en jefe es el presidente de la República, si eventualmente se diera una orden que determine el estallido de un conflicto con Colombia, ¿qué recomendaría a sus ex compañeros de armas?

-En principio, que las órdenes deben estar dotadas de legitimidad y legalidad. La Fuerza Armada Nacional está estructurada con un carácter eminentemente defensivo, en ningún caso ofensivo. No se ha materializado ninguna violación a nuestro espacio territorial. Hago un llamamiento a la población a que no caigamos en los juegos perversos de los intereses personalistas y políticos del presidente Chávez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios