Karadzic denuncia que fue detenido ilegalmente y pide una compensación

  • El ex líder serbobosnio está haciendo todo lo posible por retrasar el proceso que le juzgará en La Haya por crímenes contra la humanidad.

Comentarios 1

El ex líder serbobosnio Radovan Karadzic asegura que fue objeto de una detención ilegal en la que se violaron sus derechos fundamentales, y solicita al Tribunal Penal para la Antigua Yugoslavia (TPIY) ser compensado por ello, mediante una reducción de pena o económicamente en caso de resultar absuelto.

Según Karadzic, que permanece detenido en La Haya a la espera de ser juzgado por crímenes de guerra y contra la humanidad, cuando fue arrestado en Belgrado en julio de 2008 se vulneró su derecho a la libertad, a ser informado de sus cargos y a ser llevado inmediatamente ante una instancia judicial.

En un documento, el ex mandatario serbobosnio denuncia que fue detenido el 18 de julio -tres días antes del anuncio oficial del arresto por las autoridades serbias- y que le mantuvieron incomunicado tres días, sin informarle de los motivos del arresto y sin conocer la identidad de sus captores. Karadzic insiste en que en todo el proceso no se respetaron los procedimientos que establece la legislación serbia ni los estándares internacionales sobre derechos humanos y califica su detención de "secuestro". Por todo ello, el presunto criminal de guerra reclama al Tribunal con sede en La Haya "una compensación adecuada", sea una reducción de pena o una contrapartida económica en caso de salir libre.

Más de un año después de su detención y traslado a las dependencias del TPIY, esta corte no ha fijado aún la fecha de inicio del juicio a Karadzic, ante las demoras en la fase preparatoria. Igual que hizo el ex presidente yugoslavo Slobodan Milosevic, ya fallecido, Karadzic está haciendo todo lo posible por retrasar el proceso y, así, además de insistir en defenderse a sí mismo, ha interpuesto ante la corte numerosas mociones y reclamaciones.

Karadzic se enfrenta a once cargos de crímenes de guerra, y lesa humanidad -entre ellos dos de genocidio- presuntamente cometidos en el contexto de la guerra de Bosnia (1992-95). La fiscalía le considera responsable directo de la matanza de Srebrenica, localidad en la que en julio de 1995 murieron unos 8.000 musulmanes varones como resultado de una ofensiva serbobosnia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios