Israel retira sus tropas de Gaza y el movimiento Hamás se da por ganador

  • 116 palestinos han muerto y 350 han sido heridos en los constantes ataques aéreos y terrestres lanzados por Israel desde el miércoles contra viviendas y edificios de Hamás, según el servicio de emergencias en Gaza

Israel retiró el lunes por la mañana sus tanques y blindados del norte de la franja de Gaza tras una ofensiva de seis días que ha dejado 116 palestinos muertos y en la que el movimiento Hamás se considera vencedor.

Según fuentes médicas palestinas, tras la marcha de las tropas israelíes quedaban siete palestinos muertos al este de la ciudad de Yabalia, en el norte de Gaza.

Cuatro de ellos fueron víctimas de ataques aéreos la madrugada del lunes, mientras que los cuerpos sin vida de los otros tres, incluido un enfermero, fueron hallados entre los escombros al amanecer.

En total, 116 palestinos han muerto (cerca de la mitad civiles) y 350 han resultado heridos en los constantes ataques aéreos y terrestres lanzados por Israel desde el miércoles contra viviendas y edificios del movimiento islamista Hamás, según el responsable del servicio de emergencias en Gaza, Moawiya Hasanein.

Las milicias palestinas han lanzado en esos días centenares de cohetes, algunos de ellos de 122 milímetros, que provocaron el pánico en poblaciones como Sderot y Ashkelón, en las que se informó de una decena de heridos leves.

Dos soldados israelíes, en el campo de batalla, y un civil, por un cohete artesanal Al Kasam, han perdido la vida desde el inicio de esta operación a gran escala, que ha despertado la preocupación en la comunidad internacional.

Pese al desequilibrio de fuerzas y bajas, Hamás se ve como ganador de la batalla, en la que decenas de milicianos hicieron frente a los soldados israelíes.

"Gaza será siempre la tumba de las fuerzas de la ocupación", indicó uno de sus dirigentes, Sami abu Zuhri.

El movimiento islamista ha convocado, por tanto, para hoy manifestaciones populares en Gaza para "celebrar la derrota del Ejército de ocupación israelí", mientras que su rival Al Fatah ha protestado en la ciudad de Gaza contra la ofensiva.

Los activistas palestinos celebraron el repliegue militar israelí con el lanzamiento de un cohete Grad -con un alcance de 18 a 20 kilómetros, a diferencia de los Al Kasam que tienen hasta 12- contra la ciudad de Ashkelón.

La oficina de información militar israelí anunció la retirada de las tropas, pero no quiso valorar el motivo de la decisión.

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, advirtió ayer de que los ataques aéreos y terrestres sobre la franja no se detendrán "ni un segundo" pese a las críticas internacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios