Iraq ahorcará al primo de Sadam que gaseó a los kurdos

  • El Consejo de la Presidencia aprueba la sentencia de muerte para Alí el Químico, declarado culpable de la matanza de más de 180.000 personas entre 1987 y 1988

El Consejo de la Presidencia iraquí aprobó ayer la sentencia de muerte para Alí Hasan al Mayid, conocido como Alí el Químico, primo de Sadam Hussein y culpable de la matanza de miles de kurdos en 1988 en el caso Anfal.

La ejecución de Al Mayid podrá poner fin a los juicios abiertos tras la ocupación estadounidense de Iraq en 2003 contra los responsables del régimen iraquí involucrados en genocidios y crímenes de guerra.

El Consejo Presidencial, compuesto por el presidente iraquí, el kurdo Yalal Talabani, y sus dos viceministros, el suní Tarek al Hachemi y el chií Adel Abdel Mahdi aprobaron la ejecución contra Alí el Químico, mientras rechazaron la de Husein Rachid al Tikriti, jefe de la Guardia Republicana y de Sultan Hashem Ahmed, ex ministro de Defensa, condenados a muerte junto a Al Mayid por los mismos cargos.

El retraso de la ejecución de esta sentencia había hecho saltar la polémica debido al abierto rechazo mostrado por el presidente iraquí y su vicepresidente suní a la ejecución de los compañeros de Alí el Químico, especialmente de Ahmed, argumentado que se limitaban a ejecutar órdenes.

Alí el Químico, uno de los principales hombres de confianza de Sadam y uno de los dirigentes más despiadados del régimen fue condenado a la pena máxima el pasado junio por el Tribunal Superior de Justicia tras ser encontrado culpable de la muerte de más de 180.000 kurdos durante la campaña militar de Al Anfal.

El Ejército iraquí lanzó una campaña militar entre 1987 y 1988 contra las provincias de mayoría kurda de Iraq denominado Al Anfal (el botín de guerra) en la que se cree que murieron alrededor de 182.000 kurdos y decenas de pueblos fueron arrasados.

Este genocidio fue el primero en la historia en que se han utilizado armas de destrucción masiva contra una comunidad sin que mediara la justificación de una guerra.

La campaña militar conducida por Alí el Químico incluyó ofensivas terrestres, bombardeos, destrucción sistemática de pueblos, deportaciones en masa, campos de concentración y pelotones de fusilamiento.

"Durante ese periodo, Oriente Próximo fue testigo por primera vez del uso de gases venenosos contra civiles durante campañas militares. Es una mancha negra en el rostro de Sadam Hussein y su régimen", aseguró un responsable kurdo que habló bajo condición de anonimato.

A Alí el Químico se le considera el responsable directo de la muerte de 5.000 kurdos en marzo de 1988 en la localidad de Halabya como consecuencia del uso de armas químicas.

Si finalmente es ejecutado, Abdel Mayid se convertirá en el quinto alto responsable iraquí en morir en la horca desde la caída del régimen iraquí en abril de 2003.

El primero en ser ejecutado fue el propio Sadam Hussein el 30 de diciembre de 2006, seguido de su hermanastro Barzan al Tikriti, el presidente del Tribunal revolucionario, Bandar Awad y el presidente Taha Yasin Ramadán, ahorcado el pasado marzo.

Según la legislación la sentencia podrá ser ejecutada desde el momento en el que el Consejo la ha ratificado hasta los 30 días siguientes a la aprobación.

Al poco de conocerse la decisión una ministra del Gobierno Autónomo del Kurdistán iraquí elogió al Consejo.

"La aprobación por el Consejo Presidencial de la pena de muerte es un buen paso para dar legitimidad al tribunal que dictó la sentencia", dijo Ganar Said Abdala, ministra de los Mártires (kurdos que murieron durante el régimen de Sadam).

La ministra mostró, asimismo, su esperanza de que la sentencia sea ejecutada lo antes posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios